economía

Urkullu anima a llevar a cabo políticas de estímulo e inversiones en Europa

"Las personas no pueden esperar”, ha dicho ante vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen

Parlamentarios de EH Bildu interrumpen la intervención de Jyrki Katainen y Urkullu este jueves en Bilbao.
Parlamentarios de EH Bildu interrumpen la intervención de Jyrki Katainen y Urkullu este jueves en Bilbao. alfredo aldai / EFE

Iñigo Urkullu ha destacado este viernes la necesidad e invertir en el sector privado y de llevar a cabo políticas de estímulo para reactivar la economía. "Las personas no pueden esperar”, ha dicho ante vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, en una jornada de celebrada en Bilbao sobre el Plan de Inversión de la Unión Europea. 

Urkullo ha aprovechado el encuentro  para tender lazos a Europa y ha recordado que desde su partido se sienten “comprometidos con Europa”. "Defendemos un proyecto de país que forme parte de Europa”, remarcó.

El lehendakari ha querido destacar al inicio de su discurso los datos económicos positivos del País Vasco, como el 1,2% de crecimiento del PIB en el 2014 tras dos años de recesión o la creación de empleos. Urkullu ha señalado que “Euskadi está preparada para construir y para crecer”, avanzando la aprobación que han hecho de planes estratégicos hasta 2020 y los planes que tienen para paliar el desempleo, que es “la principal preocupación” del Gobierno vasco.

En un debate marcado por las múltiples intervenciones del público para plantear cuestiones sobre el conocido como Plan Junker, que fomenta principalmente la inversión público-privada y la potenciación de mercados como el energético, el digital o el mercado de capitales, Urkullu, Katainen y el Secretario de Estado del Gobierno para la Unión Europea, Iñigo Méndez de Vigo, se han mostrado esperanzados de cara al futuro. Un futuro en el que, según Méndez de Vigo, “la UE va a influir bastante”.

'Troika go home'

Al grito de Troika go home ("Troika vete a casa") y esgrimiendo una ikurriña y una bandera griega, un grupo de ocho personas ha interrumpido el debate en el momento en el que Jyrki Katainen comenzaba su discurso. Tras la espera y la consiguiente expulsión de la sala de los manifestantes, el vicepresidente de la Comisión Europea se ha tomado esta reivindicación con humor y, quitando hierro al asunto, ha comentado que "me hubiese gustado que se quedaran porque es un debate de ciudadanos y la Troika es importante".

Katainen, primer ministro finlandés de 2011 a 2014, ha animado a la gente a “tener la mente abierta y a estar tranquilos” ante la nueva era digital y ha invitado a los jóvenes a informarse y participar en programas como EURES o Erasmus plus para estudiar o formarse en otros países europeos. También ha ensalzado la labor de “monitorización” y de control que realizan las auditorías europeas sobre el dinero que maneja la Comisión Europea e, incluso, ha mencionado las “posibilidades que ofrece el mercado digital a las lenguas minoritarias” en referencia al euskera.

Katainen, además, ha querido recalcar la importancia de tener “más diálogos con los ciudadanos” y ha hecho un guiño al País Vasco, refiriéndose a la comunidad autónoma vasca como “ la meca de la gastronomía”, en relación a la inversión que tiene prevista el Plan Junker en sectores potentes para España. La necesidad de emprendedores y de proyectos y personas de calidad, la protección de datos en esta era digital o el apoyo que se pretende dar a las pymes, son otros aspectos del Plan de Inversión de la UE a los que ha hecho una breve mención el vicepresidente de la Comisión Europea.

Todo aquel que ha asistido al evento, ha podido mostrar su opinión a los tres políticos respondiendo a varias cuestiones que se han planteado. Cabe destacar que el 70% de los asistentes considera que Europa no escucha la voz de la ciudadanía, así como el 73% opina que debates como el que se ha organizado esta mañana son maneras de mejorar el interés o el conocimiento sobre cuestiones de la Unión Europea.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50