Castro Urdiales

Huelga de hambre para pedir un convenio sanitario con Euskadi

El concejal César Barco cree tras cuatro años sin avances ha podido defraudar a los ciudadanos que le votaron

El concejal de Sanidad de Castro Urdiales, César Barco (AAV), ha anunciado este martes que comienza una huelga de hambre y que permanecerá encerrado en su despacho del Ayuntamiento hasta que "al menos" conozca la respuesta de un posible convenio sanitario entre Cantabria y Euskadi.

Y es que su intención desde que pasara a formar parte del equipo de gobierno municipal ha sido que los residentes de esta localidad, limítrofe con Bizkaia, pudiesen ser atendidos en los centros sanitarios de la comunidad vecina. Tras cuatros años "sin avances" sobre este tema entre los consejeros del área sanitaria de Cantabria y País Vasco, María José Sáenz de Buruaga y Jon Darpón, respectivamente, el concejal, perteneciente al partido Anexión a Vizcaya, ve agotada la "vía diplomática" y opta por encerrarse y pernoctar en su despacho sin ingerir sólidos "hasta que el cuerpo aguante".

"Sólo quiero una respuesta por parte de los consejeros en el sentido de que si se va a producir un tipo de acuerdo sanitario entre ambas comunidades o no se va a hacer nada", ha subrayado Barco, quien siente que ha podido "defraudar" a los castreños que depositaron en él su confianza para este fin.

Ha manifestado, asimismo, que toma el ejemplo del alcalde del municipio alavés de Oyón, quien en 2011 emprendió una campaña similar contra el Gobierno de La Rioja, y "hoy día ambas regiones tienen un convenio sanitario", puntualiza Barco. "No sé si una huelga de hambre es la mejor opción, pero he intentado que entre Cantabria y País Vasco se firmase 'algo' pero se va terminando el tiempo y la legislatura se acaba", añade.

Según ha explicado el edil, antes de 2010 los residentes en Castro Urdiales acudían por "cercanía, referencia y mejores comunicaciones" al hospital de Cruces de Bilbao, pero tras esa fecha ambos gobiernos decidieron que fueran atendidos por el sistema sanitario de Cantabria. "Salvo en casos de urgencia o aquellos pacientes que dispusiesen ya de un historial médico abierto en el centro hospitalario vizcaíno", ha puntualizado Barco, mientras que los centros sanitarios de Castro Urdiales continúan prestando servicio a la población desplazada que no está empadronada en el municipio.

Barco decidió formar parte del Ejecutivo local -que gobernaba en minoría- como único edil del partido Anexión a Vizcaya (AAV) y asumir el área de Sanidad con el objetivo de mediar -al no disponer de competencias en el área- entre los Ejecutivos cántabro y vasco y "regresar a la situación anterior".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS