Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarra valora la respuesta de los jueces a los casos derivados de la crisis

El presidente del TSJPV defiende que sobrellevan con "relativa buena salud" la falta de medios

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, este miércoles en el Parlamento vasco.
El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, este miércoles en el Parlamento vasco.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha opinado este miércoles que los jueces vascos están dando respuestas judiciales "de buena calidad a las complejas y profundas afecciones" que está generando la crisis. En una comparecencia en el Parlamento vasco, Ibarra ha dicho que la administración de Justicia en el País Vasco "está sobrellevando con relativa buena salud la sostenida congelación de las plantillas y la persistente reducción de dotaciones presupuestarias".

Así, ha valorado el trabajo que están haciendo los jueces vascos en la resolución de casos derivados de la crisis, como los expedientes de regulación de empleo que han planteado decenas de empresas ubicadas en Euskadi.

Ibarra ha aportado datos sobre la actividad judicial del año pasado en Euskadi y ha dicho que los órganos judiciales vascos resolvieron más asuntos (280.394) de los que ingresaron (277.223) pero al cierre de 2014 todavía tenían 72.454 casos pendientes de tramitar de ejercicios anteriores.

Ha explicado que en comparación con otras autonomías, la tasa general de litigiosidad en Euskadi es la segunda más baja de España, por detrás de La Rioja, y se sitúa en 127 casos por cada 1.000 habitantes, una tendencia que se mantiene desde hace años.

En cuanto al tiempo medio de respuesta a cada caso, ha explicado que en primera instancia ronda los tres meses y en segunda instancia los cinco. No obstante, ha indicado que el reparto de trabajo no es homogéneo y hay 70 juzgados (principalmente los de mercantil y social, que absorben los conflictos laborales) que acusan un exceso de trabajo.

Los juzgados de lo mercantil y lo social son los que registran mayor carga de trabajo

En cambio, hay otros 86 que están "más desahogados" pero, dado el sistema de organización judicial actual, no se puede hacer una distribución más equitativa para ganar en eficiencia, ha apuntado.

Otro de los problemas que afectan a la administración de justicia en Euskadi es el del "inacabado" plan de modernización comprometido en 2001, que 14 años después "está en una situación de franco colapso", ha advertido. Así, ha lamentado que todavía no sea posible la comunicación con las plataformas judiciales de otras comunidades autónomas y del Ministerio de Justicia, y ha opinado también que es "urgente" disponer de una conexión informática segura entre los juzgados de guardia y los servicios de la policía judicial para evitar filtraciones perniciosas.

Por otro lado, ha afirmado que la implantación de la nueva oficina judicial está siendo un factor dinamizador y ha recordado que en los próximos meses se inaugurará la de Barakaldo.

En su balance general sobre el sistema de Justicia en Euskadi, ha considerado que "está sobrellevando con relativa buena salud la sostenida congelación de las plantillas y la persistente reducción de dotaciones presupuestarias".

Finalmente, ha explicado que el 61,4 % de los jueces de carrera de Euskadi son mujeres, es decir, 135 de 230 jueces, y la edad media del conjunto de la plantilla es de 46 años. La antigüedad media de los jueces en Euskadi es de 14 años y cada vez son más los que se quedan estables en esta comunidad autónoma. En 2014, sólo el 10 % de los destinados al País Vasco se marcharon fuera.