Crimen y cluedo en la peluquería

Abel Folk actualiza la exitosa comedia ‘Pels Pèls’ en el Teatre Condal

La vida transcurre felizmente en una peluquería del Eixample barcelonés entre revistas, cortes de pelo y cotilleos, hasta que un día la monotonía estalla de repente: Se ha cometido un asesinato en el edificio, justo encima del local. Así arranca la comedia Pels Pèls, escrita por Paul Pörtner en 1963 y que Abel Folk, tras dirigirla en 2006, vuelve a subir ahora al escenario.

La obra se estrenó ayer en el Teatre Condal prácticamente con el mismo reparto de entonces: El actor Jofre Borràs encarna a Nacho, el amanerado y chismoso propietario de "Between Us: salón de estética, imagen y comunicación interpersonal". Trabaja junto a su joven ayudante, Sandra (Beth Rodergas), quien es la confidente de los clientes. Entre ellos destaca Piluca Martinell de Sabassona (Mercè Comes), una señora pija que acude a peinarse al denominado Gayxample. Pep Sais, por su parte, en la obra es un anticuario con un pasado oscuro ligado profesionalmente a la víctima. Todos ellos son sospechosos de haber cometido el asesinato, investigado por el inspector de los Mossos d'Esquadra Manuel Carmona (Àlex Casanovas), quien indaga de incógnito junto a otro agente, el actor Pep Planas, encargado de los interrogatorios.

Los policías, sin embargo, no resuelven solos el misterio: El público ayuda a los mossos a encontrar al culpable observando la reconstrucción de los momentos previos al asesinato. Por este motivo los actores deben improvisar, dado que “los espectadores que quieran, no obligamos a nadie”, dice Folk, “preguntan y debaten con los personajes”.

Así, el espectáculo cambia cada día y, en consecuencia, el asesino también. “Estamos acostumbrados a ir al teatro, sentarnos a oscuras y ver una historia. En Pels Pèls no ocurre lo mismo”, argumenta el director de la obra. “No solo es una gran comedia sino que a partir de un momento dado rompe todas las estructuras teatrales y se convierte en una auténtica fiesta de la participación, el público incluso decide quién es el criminal y como acaba la función”, añade Folk.

“Los espectadores tienen que venir dispuestos a jugar, como si lo hiciesen al Cluedo”, enfatiza. Esta improvisación aporta una dosis de “riesgo” para los actores cree Folk, con los que ha trabajado muy bien estas partes del montaje para que no se queden “sin recursos”.

Pels Pèls (Shear Madness, en su título original) se representa desde hace más de tres décadas en Chicago, Londres o Nueva York. La obra suma diez millones de espectadores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En Cataluña Pere Planella la estrenó en el Teatro Victoria en 1987. En 2006 Folk hizo lo propio en el Teatro Borràs. Pese al paso de los años, Folk reivindica la “modernidad” del texto de Pörtner. “El autor deja partes al libre albedrío. La hemos llevado al 2015 con referencias al barrio, noticias sobre personajes públicos y sobre hechos que pasan aquí y ahora”, detalla Folk. El montaje se representará durante ocho semanas en el Condal, y después iniciarán una gira de verano.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS