Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘castells’ brillan para Santa Eulàlia

La Colla Jove de Barcelona y los Macacos de Badalona lucen dispositivos lumínicos en la apertura de las fiestas de invierno de la ciudad

Uno de los castells lumínicos levantado ayer en la Plaça de Sant Jaume.
Uno de los castells lumínicos levantado ayer en la Plaça de Sant Jaume.

Las tradicionales fiestas de Santa Eulàlia nunca han resplandecido tan intensamente como este año. Las gélidas temperaturas no impidieron anoche que miles de personas llenaran la plaza Sant Jaume de Barcelona para admirar los primeros castellers iluminados de la historia. Un triunfo fluorescente de luces para inaugurar las fiestas de invierno de la ciudad que ha sido posible gracias a la actuación de la colla Jove de Barcelona y los Micacos de Badalona, que lucían sobre su ropa dispositivos luminosos de varios colores. Antes de la realización de los tres castells previstos, el público asistió a otro de los momentos más folclóricos: La salida desde el Ayuntamiento del bestiario medieval de la ciudad con L’Àliga a la cabeza, que terminó su recorrido en Santa María del Mar. Desde que en 2012 se celebra el festival Llum BCN coincidiendo con las fiestas de Santa Eulàlia, los patios y plazas de Ciutat Vella se llenan de luz. Este año serán 20 los lugares que brillarán a pesar del frío invierno.

La Colla Jove de Barcelona durante su actuación. ampliar foto
La Colla Jove de Barcelona durante su actuación.

Los castillos luminosos han dividido las opiniones de los espectadores, algunos de los cuales se mantienen íntimamente atados a las tradiciones más antiguas. Es el caso de Mercé, ex maestra de 60 años y habitante del barrio de la Barceloneta. "Quizás los más jóvenes puedan apreciar más este espectáculo y es muy bonito de ver. El problema es que me parece que hay una voluntad de contaminar de propósito las tradiciones por el simple hecho de sorprender. La verdad es que estos tipos de cosas sería mejor no tocarlas". Si esto es el pensamiento de algunos, no faltan los que han valorado muy positivamente la invención de este año. "Si no hubiera escuchado esto de los castellers iluminados no vendría este año ya que los he visto millones de veces en mi vida. Por lo menos esta novedad ha vuelto a estimular el interés", según comenta Ainhoa, una trabajadora social de 36 años vecina de Badalona.

La celebración de las fiestas de invierno en honor de la copatrona de Barcelona, arrancó ayer por la tarde con un pregón de la arquitecta italiana Benedetta Tagliabue. Durante tres días y hasta el domingo alumbrará la ciudad con diferentes instalaciones lumínicas organizadas por escuelas de diseño. Siguiendo la estela de estas transformaciones fluorescentes, algunos de los patios y plazas de Ciutat Vella se convertirán en una muralla de agua, mientras que la cruz del martirio de la santa aparecerá en la Baixada de Viladecols. Muy esperados también son los mappings en varias fachadas de edificios, como los del Ayuntamiento y la Pedrera de Gaudí.