Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU y ERC bloquean la restitución del presupuesto para guarderías

Más de 30 ayuntamientos han llevado a los tribunales a la Generalitat por el impago de las plazas

Los Presupuestos de la Generalitat para 2015 no incluirán los 45 millones que le corresponderían a las guarderías municipales. CiU y ERC unieron sus votos para que no prosperara una moción del PSC que buscaba restituir la aportación. La financiación de estos centros seguirá corriendo por cuenta, en la mayoría de los casos, de las diputaciones.

Hasta 2011, la Generalitat, Ayuntamientos y familias asumían a partes iguales el pago de las plazas. El Gobierno catalán ha ido reduciendo su colaboración hasta hacerla desaparecer, alegando que el Estado tampoco aporta su parte. La diputada socialista Rocío Martínez Sampere acusó a la consejera de Enseñanza Irene Rigau de desobedecer lo que establece la ley catalana de Educación respecto a la financiación de la educación 0-3. La Generalitat, por su parte, considera que derivar la responsabilidad del pago a las diputaciones responde a un mandato del Parlament que le pedía buscar otras maneras de financiar las guarderías. Tanto ecosocialistas como socialistas consideran que las diputaciones dejan de hacer inversión social por sufragar el gasto de Enseñanza.

De hecho, 36 municipios gobernados por el PSC o ICV-EUiA han presentado recursos contencioso administrativos para reclamar lo que la Generalitat les adeuda por el pago de las plazas de guardería en los cursos de 2010 y 2011. Nuria Marin, alcaldesa de L'Hospitalet, cifra la deuda en 11,6 millones de euros. Enseñanza los rebaja a ocho millones.

CiU y ERC también unieron sus votos el pasado miércoles para vetar la posibilidad de blindar legalmente el acceso a las becas comedor, a propuesta de Iniciativa. El gobierno explicó que ya está trabajando en un decreto en esta línea. En el pacto presupuestario, convergentes y republicanos pactaron dedicar tres millones de euros para becas comedor en guarderías.