Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència busca mantener la alianza con Unió sin Duran Lleida

El político recalca que no aceptará un programa que incluya la independencia

El líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran Lleida, volvió a mostrar ayer su completa oposición al plan soberanista de Artur Mas y a cualquier pacto de CiU con Esquerra Republicana. Duran advirtió de que no apoyará que la federación se presente a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre con un programa independentista, aunque no aclaró si se retirará en caso de que sea así.

Convergència salió al paso de las nuevas invectivas de Duran asegurando que el democristiano se halla “en otro escenario” y dejando claro que mantendrá la apuesta independentista. Fuentes de la dirección de CDC añadieron que confían en que el grueso de Unió Democràtica siga apoyando el plan soberanista para que no se rompa la federación, aunque ello sea a costa de prescindir de Duran.

“Si un día hay un programa que defienda la independencia no me sentiría cómodo. No acostumbro a presentarme con programas que crea que no pueda asumir”, declaró Duran a RAC1 después de recordar que él se presentó a las elecciones defendiendo el “derecho a decidir”, y no la secesión.

El dirigente democristiano enfatizó que no se presentará a unos comicios contra Convergència y mantuvo que hará lo que mande Unió, su partido. Tampoco se plantea convertir Construïm, el movimiento que ha promovido para hacer una renovación política desde el centro, en un nuevo partido. Se trata, incidió, de una plataforma de debate que está adquiriendo vida propia y será “lo que crean conveniente” sus gestores. Más allá del nuevo desmarque del plan secesionista, Duran volvió a hacer trizas el débil acuerdo de gobernabilidad que CiU y ERC mantienen en Cataluña. Para el líder de Unió, “ERC no es un socio leal” y CiU debería mostrarse más crítica con un partido que formó parte del Ejecutivo de izquierdas en Cataluña que, en su opinión, tanto daño hizo al autogobierno.

Convergència optó por no responder directamente a todas las críticas de Duran. Pero sí insistió en señalar que Unió Demo-cràtica es mucho más que su líder y que buena parte de los dirigentes democristianos no se oponen a la independencia. Su portavoz, Mercè Conesa, aseveró que Duran está “en otro escenario” y que Unió deberá “despejar las incógnitas”.

En estos momentos, nadie en Convergència se plantea romper con su histórico socio, básicamente porque consideran que Duran está quedando en minoría y acabará cediendo paso a un nuevo líder más temprano que tarde. “De momento, dejaremos pasar las municipales; después reabriremos el debate”, reconoció ayer un dirigente de CDC contrario a que aquel repita como candidato de CiU en las generales. Duran tampoco ha aclarado si quiere volver a ser candidato, pero desde finales del año pasado ya combina su actividad de diputado con la de abogado.