Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE e IU dan por hecho que la crisis en el Gobierno es irreversible

Los dos partidos se acusan mutuamente de propiciar la ruptura del pacto

De izquierda a derecha, Rafael Rodríguez, Diego Valderas, Antonio Maíllo y la diputada de IU Rosalía Martín en Sevilla. Ampliar foto
De izquierda a derecha, Rafael Rodríguez, Diego Valderas, Antonio Maíllo y la diputada de IU Rosalía Martín en Sevilla.

PSOE e Izquierda Unida dan por irreversible la ruptura del Gobierno de Andalucía. Los socialistas, los socios mayoritarios, ven insuficiente que IU diga que no va a hacer falta convocar un referéndum entre sus militantes para evaluar el pacto de coalición el próximo junio. Esta consulta de IU, que está vinculada a la aprobación de varias leyes pactadas en el acuerdo de gobierno, es el origen de la crisis que vive el Ejecutivo que preside Susana Díaz.

En un acto en Córdoba, Díaz ha dicho por la tarde que convocará elecciones cuando entienda que su Gobierno “no tiene la estabilidad que necesita”. Ha defendido la gestión realizada por la coalición hasta el momento, pero ha añadido que ahora tiene que decidir sobre lo que “necesita Andalucía”.

La única fecha posible para convocar los comicios antes de las municipales del 24 de mayo es el 22 de marzo. Aunque la decisión es una prerrogativa exclusiva de la presidenta de la Junta, antes tiene que exponerla en el Consejo de Gobierno. El próximo martes el Ejecutivo celebra una reunión ordinaria, pero no se descarta una convocatoria extraordinaria antes de esa fecha.

Los socialistas sostienen que la posición de su socio es “inaceptable”

“No ha cambiado nada. El escenario que plantea IU no es asumible ni aceptable”, ha asegurado este miércoles el portavoz del grupo parlamentario socialista, Mario Jiménez, cuando se le preguntó de manera reiterada si la situación aún se puede reconducir. Jiménez ha añadido que IU “arroja inestabilidad y no aporta confianza”. Inestabilidad es la palabra clave que apuntó Díaz el pasado lunes para dejar abierta la posibilidad de un adelanto electoral en la comunidad. Jiménez ha pedido a IU “actuaciones”, aunque no ha concretado qué tendría que producirse para frenar el divorcio.

Momentos antes, el portavoz parlamentario de IU, José Antonio Castro, había expresado la opinión oficial de la federación tras la reunión que celebró el coordinador, Antonio Maíllo, con los ocho coordinadores provinciales. “No estamos ante un eventual adelanto electoral, sino ante una posible ruptura unilateral del pacto de Gobierno”, destacó.

En lo que parecen ser los últimos estertores de la coalición de izquierdas, las dos fuerzas han puesto más el acento en señalarse mutuamente como causantes de la ruptura que en buscar medidas para aplacar la crisis.

Para el PSOE hay dos hechos que estima clave de la situación de inestabilidad: la posible convocatoria de una consulta entre las bases de IU para evaluar el pacto y las declaraciones críticas del nuevo referente federal de IU, Alberto Garzón. Este tildó recientemente a Díaz de “indecente” por impedir el viaje del vicepresidente de la Junta, Diego Valderas (IU), a los campamentos saharauis de Tinduf (Argelia). Los socialistas sostienen que este viaje enturbiaría las relaciones Marruecos, especialmente cuidadas por las relaciones comerciales y su papel en materia de seguridad.

La federación advierte de que el divorcio afectará a los Ayuntamientos

Un tercer factor de desconfianza es que IU presente en el Parlamento la petición de una comisión de investigación sobre el presunto fraude en los cursos de formación, un asunto que investigan varios juzgados de la comunidad, o plantee un pleno extraordinario sobre “la corrupción en Andalucía”.

El portavoz socialista ha calificado de “política de salón” las especulaciones que ligan el adelanto electoral con las supuestas aspiraciones de Susana Díaz, negadas por ella, de acudir a las primarias del PSOE de julio para elegir candidato a la presidencia del Gobierno.

En tono de advertencia, Izquierda Unida ha asegurado que el fracaso del pacto “irradiaría de inestabilidad” toda la comunidad autónoma, en relación, a los numerosos pactos que mantienen con los socialistas en los Ayuntamientos. Castro ha utilizado la siguiente metáfora: “Si me echas de la casa que teníamos alquilada y sin justificación objetiva, ¿al día siguiente me vas a llamar para alquilar otro piso? Creíamos que estábamos construyendo algo a corto, medio y largo plazo”, ha destacado.

Para el PP la situación creada en el Gobierno andaluz es “lamentable” porque se “manda un mensaje de inestabilidad política que se traduce en inestabilidad económica”, ha dicho su presidente regional, Juan Manuel Moreno. Este ha señalado tener un sondeo que arrojaría una situación de empate técnico entre el PSOE y su partido.