Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC se doblega ante la presión de Mas para forzar las elecciones

CiU da largas y reclama a Junqueras “generosidad” tras renunciar a los independientes

El presidente Artur Mas y Oriol Junqueras en el Parlament en una imagen de archivo.
El presidente Artur Mas y Oriol Junqueras en el Parlament en una imagen de archivo. Albert Garcia

Esquerra destensó ayer la cuerda para que Artur Mas no renuncie a anticipar las elecciones en marzo y Oriol Junqueras aceptó al milímetro la propuesta asumida por el presidente catalán para desencallar el proceso independentista. La fórmula, ideada por los colectivos soberanistas, consistiría en que los dos partidos concurran por separado pero Mas aglutinando a los independientes. Los republicanos interpretaron que ese gesto era suficiente pero, contra todo pronóstico, Convergència dio largas y pidió a su exsocio que vuelva a la “cultura del acuerdo” reivindicando que la lista única es la mejor solución.

Tras varias jornadas de arduos e insólitos reproches, las eternas conversaciones entran en su semana definitiva. No habrá más prórrogas porque a partir del lunes se discuten en el Parlament los Presupuestos y los republicanos amenazan con vetarlos. Mercè Conesa, portavoz de Convergència, no detalló en qué debía consistir la “generosidad” que reclama a ERC pero subrayó que CiU está dispuesta a hacer un “mayor sacrificio” al recordar que Mas retirará las siglas de la federación si prosperaba su lista “de país y única” para hacer las elecciones en marzo. El presidente medita aplazarlas a otoño si no persuade a ERC. De hecho, en la carta que divulgó el viernes con sus tres vías de solución solo incorporaba fecha a su lista transversal. Las otras —la de la de que los grupos del Parlament elaboren una constitución catalana y la de las listas separadas— no llevaban fecha aunque en los dos casos serían para 2015.

El presidente realizará hoy un balance de su mandato, que llega a su meridiano, y es probable que aborde unas negociaciones cada vez más envenenadas. Mas ya reprochó el viernes a su exsocio tener una mentalidad “regional” que solo aspira a las migajas de un poder autonómico en “regresión”. Es decir: CiU recrimina a ERC que no hayan entendido que estos comicios son excepcionales al estar concebidos como una convocatoria para suplir la consulta que ha prohibido el Estado.

El presidente medita aplazar los comicios a otoño si no hay candidatura única

Mas reunió ayer en el Palau a la cúpula de Convergència para perfilar la estrategia. A la cita acudieron los números dos y tres del partido, Josep Rull y Lluís Corominas y, por parte de Unió, Josep Antoni Duran Lleida y los consejeros Ramon Espadaler y Josep Maria Pelegrí. El líder de Unió, que ya equiparó a ERC con José Maria Aznar con la famosa frase “váyase, señor González”, es partidario de agotar el mandato si las elecciones no se formatean como pide Mas. Conesa avisó que CiU renunciará a los comicios si ve el escenario de la convocatoria muy precipitado.

Las negociaciones entre Convergència y ERC se aplazarán a mañana por la repleta agenda que tiene hoy Mas, con varios actos en Girona. Para acabar con la ceremonia de la confusión, que, según todas las partes, está enfriando el soberanismo, Junqueras colgó este elocuente comentario en las redes sociales: “Insistimos: ERC acepta al pie de la letra la propuesta de acuerdo de las entidades, que recibimos escrita de puño y letra del propio presidente”. El líder de ERC remachó así el mensaje que la cúpula de su partido ha difundido en los últimos días. Lluís Salvadó, secretario general adjunto de Esquerra, vio “ilegítimo” que Mas pretenda imponerles que no fichen a independientes pero se avino a esa condición. Anna Simó, portavoz de ERC, fue meridiana. “Presidente”, dijo lanzando una pregunta retórica, “¿Es un obstáculo que ERC lleve independientes? Pues no pondremos a ninguno”.

Conesa recuerda que CiU sacrificaría sus siglas en la lista única y transversal

Esquerra se ha visto obligada a ceder no solo por las exigencias de Mas sino también por la presión de la ANC, que amenaza con crear un partido si no hay convocatoria antes de este jueves. Anoche, organizó una cacerolada de protesta que se repetirá cada día de esta semana. La acción fue un fracaso pero, sin embargo, triunfó en la red la etiqueta “Acuerdo y elecciones ya”, que fue trending topic. En poco más de una hora, logró más de 20.000 tuits.

En medio del conflicto, CiU intentó sacudirse de encima las críticas de la oposición asegurando que no es una idea suya que ERC no incorpore a independientes sino de la Asociación de Municipos por la Independencia. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, reclamó ayer que finalice el “espectáculo lamentable” que están protagonizando Artur Mas y Oriol Junqueras: “Los catalanes no se lo merecen y el único consuelo es que parece que la comedia se acabará esta semana y que se anticiparán las elecciones”.

La cacerolada promovida por la ANC fue un fracaso pero triunfó en Twitter su  etiqueta "Acuerdo y elecciones ya"

El líder socialista calificó de “vergonzosa” la exigencia del presidente de la Generalitat a Esquerra para que los republicanos no incorporen en sus listas personas de la sociedad civil y el líder de CiU pueda capitalizar el éxito. “Eso solo ocurre en algún país africano, no en una democracia”, dijo Iceta, quien consideró que “si hemos de seguir así, mejor que haya elecciones cuanto antes mejor”. Para Iceta, el líder nacionalista “ha hecho de su problema el problema de los catalanes”, y volvió a recordar que “unas elecciones sirven para escoger un Parlamento, no para sustituir a un referéndum sobre la independencia”, en alusión al carácter de comicios plebiscitarios que quieren darle CiU y Esquerra.

El líder del PSC insistió también en su tesis de que “no habrá un cambio en las relaciones de Cataluña con España antes de las elecciones generales” y pronosticó que el PP será desalojado de la Moncloa a finales de 2015 con la victoria de Pedro Sánchez, de quien ha dicho que “está haciendo las cosas bien y tiene un liderazgo muy sólido”.

Por otra contra, el portavoz parlamentario del PP de Cataluña, Enric Millo, realizó ayer un “llamamiento a la responsabilidad” de Mas y le ofreció diálogo para negociar las “reformas necesarias en Cataluña”, si abandona su “obsesión separatista”. De no ser así, le instó a dimitir. Millo coincidió con Iceta en utilizar el adjetivo “vergonzoso” para referirse al “intercambio de mensajes SMS, cartas y reuniones secretas” entre Mas y Junqueras”. En su opinión, las negociaciones entre ambos partidos “están agotando la paciencia de los catalanes”.

Por su parte, el presidente de Ciutadans , Albert Rivera, rechazó ayer el debate sobre el proceso soberanista catalán, que calificó de “pequeño y endogámico”, y exigió a Artur Mas la convocatoria de elecciones anticipadas para cambiar un Gobierno que se dedica a “reuniones y cumbres, pero que no gobierna”, aseguró.

Más información