Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Animales, Papás Noel y el pequeño Nicolás en la San Silvestre de Valencia

3.000 corredores participan en la carrera para concienciar sobre la donación de médula

Dos corredoras disfrazadas de Superman participan en la San Silvestre de Valencia 2014. Ampliar foto
Dos corredoras disfrazadas de Superman participan en la San Silvestre de Valencia 2014.

Para Melchor, Gaspar y Baltasar las carreras en la San Silvestre de Valencia 2014 han empezado mucho antes del pistoletazo de salida. Con el centro de la ciudad cortado para el evento, los tres reyes magos, sin camellos y calzando zapatillas, se abrían paso entre un ejército de paseantes que hacían compras navideñas. Como ellos, cientos de corredores disfrazados apuraban los últimos minutos para unirse a la marabunta de 3.000 animales, Papás Noel, personajes del cine, bañistas y hasta un pequeño Nicolás en traje chaqueta que apretaba el paso al ritmo de carros de fuego. A las ocho en punto de la tarde, frente a la estación del norte y entre atronadores amplificadores con música electrónica... ¡Pam! A correr.

La San Silvestre de Valencia 2014, organizada por la asociación Unidos por la Médula, ha tenido como objetivo concienciar sobre la importancia de la donación y "acabar con la gran desinformación que existe en nuestro país sobre la donación de médula ósea", según han explicado los organizadores. La carrera de Valencia se suma a la organizada en más de 20 ciudades españolas.

Entre los corredores, algunos guías empujaban a personas con discapacidad en carros adaptados con cuernos ergonómicos. El objetivo de esta concentración ha sido simbolizar la importancia que para los enfermos supone encontrar un donante compatible, así como difundir que es un proceso sencillo e indoloro contrario a la creencia popular. Se realizará sin más medios que personas comprometidas con esta causa (en su mayoría familiares de enfermos que necesitan encontrar un donante de médula) y empresas solidarias que han facilitado el material necesario.

En España tan solo un 0,3% de la población es donante, por lo que "muchas" personas al año no encuentran un donante compatible para poder vivir (solo 1 posibilidad entre 40.000 donantes). Casi 5.000 españoles son diagnosticados de leucemia anualmente, 7.000 de linfoma y muchos otros miles de otras enfermedades de la sangre y muchos de ellos necesitarán un trasplante de médula ósea para poder seguir viviendo, según ha explicado la organización.

Solo uno de cada cuatro pacientes que precisan de un trasplante tiene un donante familiar. Para el resto, la donación de médula ósea a partir de un donante no emparentado será su única oportunidad de vida y posibilidad de curación.