Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iniciativa planta cara a Podemos detallando su discurso sobre Cataluña

Los ecosocialistas apuestan por la bilateralidad sin descatar la independencia

El coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, en una sesión del Parlament junto a Dolors Camats.
El coordinador nacional de ICV, Joan Herrera, en una sesión del Parlament junto a Dolors Camats.

Iniciativa per Catalunya se encuentra en pleno proceso de renovación de su discurso con la vista puesta en las próximas elecciones autonómicas, municipales y generales. Las encuestas que les sonreían hace un año siembran ahora todo tipo de dudas por la irrupción de Podemos, que aspira a darle la vuelta a todo el tablero electoral. Los ecosocialistas se han propuesto parar el golpe comenzando a definir desde ahora una oferta electoral clara, de la que Podemos carece hoy por hoy. La formación liderada por Joan Herrera ha comenzado por la cuestión nacional, con la elaboración de un documento de 20 folios que busca unir las familias federalista y soberanista del partido. La apuesta es formar una mayoría de izquierdas con la que iniciar un proceso constituyente y la redacción de una Constitución catalana.

El documento, que los ecosocialistas prevén aprobar el próximo 28 de febrero si antes no hay convocatoria electoral en Cataluña, no descarta la independencia , pero centra el esfuerzo en una salida federalizante y en hacer efectivo el “derecho a decidir”.

El diagnóstico inicial es que el autonomismo “forma parte del pasado” y que Cataluña “debe pasar de ser una comunidad autónoma a ser un sujeto político soberano que pueda determinar libremente su futuro”. Para ello no bastaría con una reforma constitucional como la que defiende el PSOE, sino que es necesario “un acuerdo de cambio profundo que implica un proceso constituyente en Cataluña y un proceso constituyente en el Estado”. A partir de aquí los ecosocialistas defienden un “pacto de soberanías” que permita establecer una relación “de igual a igual” entre Cataluña y España.

La condición de sujeto político para Cataluña derivaría de la redacción de una constitución catalana “que no puede estar sometida a enmiendas por parte de las Cortes generales ni puede ser recurrida ante el Tribunal Constitucional”, señala el documento. El horizonte sería que Cataluña pudiera disponer de competencias exclusivas en “todos los ámbitos, excepto aquellos en los que por razones de eficiencia y solidaridad decida ejercer de forma compartida o en colaboración con el Estado español”.

ICV defiende que un“consejo bilateral” regule las relaciones Estado - Generalitat

La relación entre Cataluña y España se haría a través de lo que Iniciativa denomina “consejo bilateral”, que tendría una representación equilibrada de ambas partes. La financiación de la Generalitat estaría basada en el “concierto económico solidario” por el que la Hacienda catalana recaudaría todos los impuestos y después pagaría a la Administración central por las competencias compartidas y las aportaciones a los mecanismos de cooperación y solidaridad que se acuerden. Los ecosocialistas señalan que combatir el fraude fiscal debe ser “una de las principales prioridades” de la administración tributaria catalana.

Para hacer todo esto no bastaría un proceso constituyente en Cataluña. También debe haberlo en el conjunto de España. Para ello defienden que la Constitución española garantice el ejercicio del “derecho a decidir” con la reforma del artículo 92.1. “Hay que hacer posible la secesión si es que una mayoría de una parte del Estado así lo expresa en un referéndum”, sostienen los ecosocialistas.

El debate interno sobre apoyar o no la independencia se ha resuelto enumerando las prioridades y sin cerrar ninguna puerta: “A partir de la voluntad de soberanía expresada creemos que la mejor alternativa es un nuevo acuerdo con el Estado sobre la base de una relación bilateral pero no cerramos la puerta a la independencia si la sociedad catalana así lo manifiesta de forma mayoritaria y si continua el proceso de recentralización y de vaciado del autogobierno”.