Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Policías 3.0, la patrulla de la red

Mossos y Guardia Urbana no se suman a la comunicación irónica que utiliza Policía y Guardia Civil en las redes sociales

“Policía, detenga a Jacinto porque me ha robado el corazón”, denuncias como esta las reciben a diario los agentes que patrullan en las redes sociales. Son los Policías 3.0, un conglomerado de agentes de los Mossos d'Esquadra, Guardia Urbana, Policía Nacional y Guardia Civil, que se han lanzado a la conquista de las redes sociales. La gran diferencia que existe entre estas policías es que los agentes catalanes no se han sumado al lenguaje irónico, atrevido, divertido y, a veces tronchantes, de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Los Mossos ha formado a dos grupos de trabajo para dirigir sus perfiles en las redes sociales. Por un lado el área de comunicación gestiona la cuenta de Twitter. La periodista Mónica Cabestany y tres agentes de los Mossos pusieron en marcha en abril de 2012 el perfil de Twitter, que utiliza un lenguaje exclusivamente informativo sobre las operaciones policiales y en el que también se dan consejos genéricos. La cuenta de la policía catalana tiene 38.000 seguidores y miles de anécdotas como la de un corredor de fórmula uno, Speedy González, que recuperó sus cascos robados gracias a ponerse en contacto con los Mossos por Twitter.

De Facebook, Youtube... se encarga el cabo Joan Brull y el equipo de la comisaría de relaciones institucionales. Los Mossos tienen más de 57.000 amigos de Facebook. “Nuestro perfil en la red social creada por Mark Zuckerberg es el segundo canal de la Generalitat”, se enorgullece Brull. Eso sin nada de humor. Se utilizan las redes con una seriedad extrema.

La Guardia Urbana de Barcelona abrió su web en 2011, Twitter en 2012, Facebook en 2013 e Instagram en 2014. El instigador de esta fiebre por las redes sociales es el Intendente Carles Reyner que junto a dos agentes intentan dar información de utilidad al ciudadano también desde fórmulas del lenguaje totalmente neutro.

El Twitter de la Urbana llega a 13.500 ciudadanos con mensajes en catalán, desde hace poco también en castellano, y en verano utiliza ocho idiomas para que sea útil para los turistas. Reyner cree en Twitter y entre sus récords personales cuentan con el mayor número de retweets conseguidos por una cuenta del ayuntamiento. “Escribí un tuit donde se decía que 1.800.000 personas habían participado en la V del pasado 11 de septiembre, nos retuiteó Gerard Piqué y conseguimos 1.324 retweets”. El humor tampoco ha entrado en el timeline de la Urbana.
El inventor de la policía divertida es Carlos Fernández Guerra, el community manager de la Policía Nacional. Tanto los Mossos como la Urbana de Barcelona reconocen el mérito de Fernández y su atrevida forma de informar pero no dan el paso.

Fernández ha conseguido que la cuenta de la Policía Nacional sea la fuerza de seguridad con más seguidores del mundo gracias a sus mensajes cargados de humor. “El secreto es orientarse a los intereses del usuario los mensajes deben impactarle ya sea para gustarle, divertirle, sorprenderle, emocionarle, cabrearle, atraerle, movilizarle…”, afirma. Fernández apuesta por hablar como lo hace la gente con “naturalidad y transparencia”. Gracias a esa decisión la Policía Nacional puede lanzar mensajes como este: "¿Estás celebrando… (recuerda la Navidad) y bebes alcohol? La vuelta: 1. En taxi o que te lleve un compañero 2. A lomos de un unicornio alado". Ocho personas utilizan este lenguaje cercano e irónico en las cuentas de las redes sociales de la policía. Tienen casi seis millones de vídeos vistos en Youtube, más de 220.000 amigos en Facebook y, la guinda del pastel, más de 1.260.000 seguidores en Twitter convirtiéndose en la entidad pública líder en España. “El anuncio es muy bonito, pero si Antonio te vende un billete de Lotería de Navidad tras el sorteo, todo apunta a que te está tangando 20 euros”, Fernández se atreve con todo.

La Guardia Civil, conocida como los Picoletos, también utiliza sus cuentas con humor hasta el punto que llaman a sus seguidores #picofollowers. Detrás de la pantalla, los #picotweetters son tres agentes, el jefe un Teniente Coronel, que tras recibir diversos cursos sobre redes sociales han iniciado la aventura. Cuentan con 247.000 seguidores en Twitter y superan los 7.200 amigos de Facebook. El Teniente Coronel asegura que a su equipo les persigue "el cliché de nuestra competencia, @policia, en lo que se refiere a mensajes frescos y directos con un tono muy desenfadado". Intentan tener personalidad propia pero sin renunciar al humor, uno de sus últimos tuits es: “No te tomes lo de blanca Navidad al pie de la letra, el consumo de coca en estas fechas se dispara. Pasa de la raya”.

Más información