El alcalde de Puerto Serrano pone fin a 11 días de encierro

Valderas realizará propuestas para "diseñar un plan de viabilidad económica"

Puerto Serrano - 21 dic 2014 - 16:02 UTC

El alcalde de Puerto Serrano (Cádiz), Francisco Javier Galvín (IU), ha finalizado el encierro que mantenía desde hace 11 días junto a concejales, trabajadores y algunos vecinos en el Ayuntamiento a causa de la situación financiera del Consistorio. Galvín ha llegado a un acuerdo con la Diputación de Cádiz y vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, "en el que se han comprometido a llevar a cabo algunas propuestas para obtener liquidez inmediata y a diseñar un plan de viabilidad económica a medio y largo plazo".

El Ayuntamiento de Puerto Serrano acumula una deuda cercana a los siete millones de euros y les debe las nóminas de seis meses a los 130 empleados municipales.

El alcalde tomó la decisión tras consultar con los trabajadores y vecinos que han participado en "esta lucha" y explicarles los compromisos que ha obtenido por parte del presidente de la Diputación de Cádiz, José Loaiza, y de Valderas, ha comunicado el Consistorio en una nota.

Los vecinos y trabajadores del municipio valoraron "positivamente" las alternativas puestas sobre la mesa. Aún así, el primer edil ha insistido en que si Diputación y Junta no cumplen los compromisos acordados "no tendrá ningún reparo en explicarlo a los trabajadores y volver a la trinchera si hiciera falta".

El alcalde explica en el comunicado que "el retraso del pago de nóminas" fue uno de los temas que trató en la reunión de este viernes con Valderas, la cual ha calificado de "muy productiva" ya que ha propuesto "un calendario de trabajo común con iniciativas concretas que permitirán al Ayuntamiento obtener liquidez a corto y medio plazo" y sobre las que "habrá que trabajar intensamente".

"Las gestiones irán dirigidas a lograr el pago de una cantidad que permita afrontar nóminas en un periodo breve de tiempo y también otras que garanticen que seguirán cobrando de forma regular durante los próximos meses", aclaró el alcalde del municipio gaditano de 7.000 habitantes.

Según Galvín, será "el propio vicepresidente quien intermedie con el Gobierno central para que se negocie la liberación de, al menos, una parte de la Participación de los Ingresos del Estado que actualmente tenemos retenida, y que es el principal motivo de asfixia de las arcas municipales".

Galvín recordó también que el Ayuntamiento "ha sido durante estos años el último sostén de muchas familias que no podían pagar el agua, la luz o que vivían instaladas en la exclusión social, con dificultades incluso para conseguir los productos más básicos". "Ahora, la situación es más insostenible todavía, porque el Ayuntamiento también vive una asfixia financiera que nos está impidiendo atender a las necesidades más básicas del pueblo, incluyendo, por supuesto, las nóminas de los trabajadores, que tienen todo el derecho a cobrar por el buen trabajo que han realizado".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50