Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno licita tres millones por la descontaminación de Flix

El Ministerio de Agricultura realizará obras de abastecimiento de agua en tres municipios

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha licitado por 3,1 millones de euros obras para el abastecimiento de agua en la comarca de la Ribera d'Ebre. Las ejecuciones son una demanda histórica de los municipios y están ligadas al proyecto en marcha de descontaminación del embalse de Flix. Este comporta la extracción de los 700.000 metros cúbicos de residuos tóxicos y radiactivos vertidos durante un siglo por la empresa química Ercros (antes llamada Erkimia). En concreto, se ejecutarán tres obras en las localidades de Mora la Nova, Garcia y Benissanet, todas en la Ribera d'Ebre, como parte del denominado Plan de Restitución Territorial.

El plan contempla pozos, canalizaciones y depósitos alternativos que deben asegurar el agua potable a los municipios dependientes del Ebro en caso de producirse un episodio de contaminación durante la succión de los lodos del pantano, así como mejorar la calidad de las infraestructuras. El Ministerio de Agricultura realizará las obras a través de la sociedad estatal de Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed). En Mora la Nova se realizará un nuevo pozo de captación y un nuevo depósito regulador, además de conducciones de agua asociadas, ha informado el Gobierno. La infraestructura, con una inversión de 1,6 millones de euros, proporcionará a esta población una fuente alternativa de suministro de agua de mayor calidad, dado que en la actualidad se abastece a través de un pozo que se encuentra en un deficiente grado de conservación. En Garcia la obra licitada por 1,05 millones consiste en la construcción de un nuevo pozo, además de conducciones asociadas al transporte de agua. En Benissanet también se construirá un nuevo pozo por 427.000 euros.

En total son 13 localidades dependientes del río Ebro y otras 59 poblaciones en las que se han llevado a cabo mejoras o se realizarán en un futuro en su sistema de captación de agua potable. La Generalitat y los alcaldes de los municipios implicados condicionaron el inicio de descontaminación de Flix a la ejecución de estos trabajos. El Ayuntamiento de Miravet, una de las localidades afectadas, incluso anunció un contencioso administrativo para paralizar el dragado de los fangos al considerar que si ocurría un incidente durante la extracción de los lodos no estaba asegurado el suministro alternativo de agua en el municipio. En caso de producirse este escenario, el Plan de Emergencia contemplaba cortar el suministro en otros seis municipios y abastecerlos con cisternas durante unas horas. La descontaminación del pantano se inició en marzo de 2013, con una subvención europea de 115 millones de euros. Las obras del Plan de Restitución Territorial se han producido paulatinamente en los últimos años con varios retrasos. Fueron acordadas en un convenio de colaboración firmado en 2010 entre el Ministerio de Agricultura y la consejería de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat a través de la Agencia Catalana del Agua (ACA).