Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluvia de críticas en la Red a un film sobre la independencia de Cataluña

El estreno en TV3 del documental 'L'endemà' reaviva el debate sobre una visión idílica, no conflictiva, de una Cataluña inependiente

Escena de la pareja en 'L'endemà'
Escena de la pareja en 'L'endemà'

Tv3 emitió ayer por la noche el documental L'endemà, donde se describe una Cataluña independiente. Tuvo éxito de audiencia, pero no parece que sea una audiencia satisfecha. En Twitter, el hastag lendemaTV3 recoge numerosas opiniones de televidentes escandalizados por la inocencia y surrealismo de los planteamientos del film donde no hay espacio para la duda y la crítica a fondo. Muchas de las críticas proceden de las propias filas soberanistas. Convertido en trending topic local, incluso ciudadanos que hicieron su aportación económica para la producción del documental muestran su decepción. Lo explican con frases como "Que me devuelvan mi dinero. Hay argumentos más poderosos " o "A mí me ha defraudado mucho. Y te he pagado una parte. Me ha hecho pasar vergüenza ajena". Xavier Rius, de e-noticías, retuiteaba algunas de esta críticas, diciendo que lo primero que se tendría que hacer el día siguiente de la independencia es despedir al equipo directivo de Tv3. La directora del filme, Issona Pasoloa, ha escrito en la misma red social: "Yo no bloquearé a nadie. Me interesa la opinión de todo el mundo. Cuando hay insultos se demuestra falta de argumentos. El SíSí es cívico siempre ". TV3 intervino en la producción del documental que también se financió con aportaciones ciudadanas.

Una pareja mal avenida

El film presenta una escena metafórica, particularmente llamativa, de una pareja que se separa. La chica (Cataluña) le dice al chico (España) que se siente anulada, que no puede más, que todo el rato le está diciendo qué tiene que hacer. Después de reprocharle que no le ha preguntado nunca si está bien con él, niega que sea de cobardes querer separarse. De cobardes, dice, es seguir juntos “y amargarnos la vida. Tienes miedo de que me vaya y te quedes solo porque no sabes qué hacer con tu vida. Eso es el que pasa”.

Cuando él le dice que es su media naranja,  la chica, ya muy nerviosa y subiendo el tono de voz, le responde que hay dos naranjas, “dos putas naranjas. Es lo que tú no entiendes. (…) Hace siglos que no soy feliz”. “Que no estás cómodo en esta cama, en esta casa? Qué harás tú sola?”, pregunta el chico. “Gestionar mi vida, mi dinero”, le responde ella. Y acaba: “Si me amas, déjame sola”.

El chico se resiste a que ella se vaya. "Tu no te vas a ningún sitio, me cago en la puta", dice. En otro momento, la chica le comenta que cuando esté más tranquilo hablarán de los muebles y los electrodomésticos, sobre quién se los lleva. Después de que la chica le reproche que es demasiado tarde para hablar, el chico  le suelta que no está capacitada para vivir sola. "Tú no te vas y los muebles se quedan aquí", y le advierte de que, en el caso hipotético de que se vaya, se quedará sola.

Más información