Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El C E Sabadell estudia expulsar a dos socios que realizaron gestos nazis

El club inicia los trámites para dar de baja a los dos individuos a los que echaron el campo el domingo

“El Centre d’Esports Sabadell rechaza y condena cualquier forma, conducta o expresión de la violencia”. Así de tajante se muestra el club de fútbol de la capital del Vallès en su página web después de que ayer domingo echaran del campo a dos de sus aficionados que en pleno partido decidieron, en varias ocasiones, alzar el brazo y extender la palma mientras, supuestamente, saludaban con gestos nazis. El club ya ha iniciado los trámites para echar a los dos asociados de la entidad deportiva.

Según el relato de un socio del Sabadell, presente ayer en el encuentro contra el Leganés, durante el descanso, una decena de agentes de los Mossos d’Esquadra entraron en el Gol Nord de la Nova Creu Alta y fueron directamente a identificar y expulsar del campo a dos individuos, los socios del club arlequinado, A.T.N. y A.J.R. Los dos individuos se pasaron la primera parte recreando los gestos propios de seguidores de Adolf Hitler.

Un portavoz del club deportivo ha asegurado esta mañana que los dos hinchas se infiltraron entre los jóvenes animadores de la Força Arlekinada y con “síntomas evidentes de haber consumido alcohol comenzaron a hacer el burro”. El club, al observar el primero de los gestos, solicitó la ayuda de los agentes de la policía catalana para expulsarles. El Centre d’Esport Sabadell ha abierto un expediente disciplinario informativo a los dos hinchas y ha puesto en marcha el protocolo que marca el Real Decreto 203/2010 de Prevención de la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte. “Nuestra intención es expulsarles definitivamente del club y retirarles el carné de socios pero tenemos que seguir los procedimientos para llegar a ese fin”, aseguraba ayer el portavoz del club. La misma fuente también quiso dejar claro que los dos individuos en “ningún momento profiriendo insultos racistas” contra jugador del C.D. Leganés Diamanka, de origen senegalés.

El vicepresidente del club arlequinado Ignasi Lúquez aseguró ayer al acabar el encuentro a la agencia EFE que el Sabadell luchará por erradicar los símbolos fascistas de su campo: “En la Nova Creu Alta no queremos nada que recuerde a regímenes totalitarios".

Según el relato del socio presente en el campo, la actitud de los jóvenes fue censurada por varios aficionados. El agente encargado de coordinar la seguridad en el campo fue el que dio la orden de expulsar a los dos tipos y les comunicó que serían denunciados administrativamente por su gestualidad. Desde el Ayuntamiento de la capital del Vallès aseguran que el incidente se estudiará esta noche en la comisión de convivencia de la ciudad.

El CE Sabadell ocupa la penúltima posición en la Liga Adelante empatado a 15 puntos con el Albacete, colista y no tiene ningún grupo ultra de seguidores, por lo menos visible, ni radicales controlados por la Policía y mucho menos por el club, más allá de un grupo de chavales, incluso menores, que se agrupan detrás de la portería del Gol Nord, apenas unas decenas. Hace años existieron los llamados Hooligans Valles, de corte fascista, que no llegaban a cincuenta individuos y que solían exhibir banderas anticonstitucionales. Generaron ciertos problemas, especialmente en desplazamientos durante los años que el club pasó en Segunda B. El club asegura que los Hooligans Valles se disolvieron y reconoce que algún miembro de esa organización, a nivel personal, acude a algún partido sentándose en el Gol Sur. El club asegura que tiene controlados a estos individuos. El último tweet de Hooligans Valles se realizó el 9 de noviembre coincidiendo con la consulta independentista: “Gracias a los camaradas venidos de Madrid, Valencia, Valladolid o Zaragoza para evitar que los separatistas voten. En Sabadell no se vota”.

 

 

Más información