Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plan de la Generalitat y el sector para blindar comercio catalán

El proyecto es una respuesta al recurso de inconstitucionalidad del Gobierno central

El Gobierno catalán y el sector del comercio llevarán hoy al Parlament un gran pacto social y sectorial, la denominada Declaración del comercio catalán en defensa del modelo propio del país, con el objetivo de mantener el modelo ante la liberalización que plantea la Administración central. En la reunión participarán la presidenta del Parlament, Núria de Gispert; el consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, y representantes de las principales asociaciones de comerciantes, sindicatos, entidades municipalistas y operadores.

La declaración se gestó el 26 de noviembre, cuando Puig se reunió con las organizaciones patronales y sindicales de comercio para plantear una respuesta política y jurídica conjunta a lo que consideran una “ofensiva legal del Estado contra el modelo catalán. El Consejo de Ministros acordó interponer a finales de noviembre un recurso de inconstitucionalidad contra algunos artículos de la ley catalana de horarios comerciales por establecer un régimen más restrictivo para la libertad comercial que el contemplado en la normativa básica estatal.

Ahora, el objetivo de la Generalitat, que considera el recurso un nuevo ataque al autogobierno, es impulsar un gran pacto social y sectorial para mantener modelo catalán con la legislación de Cataluña.

El acuerdo está consensuado con la Confederación de Comercio de Catalunya, Cat-dis, Comertia, Cedac, Anceco y los sindicatos CC OO y UGT, entre otras organizaciones, mientras que la Asociación Nacional de Grandes Empresas Distribuidoras (Anged), que también asistió a la reunión, sigue analizando la propuesta y, por tanto, aún no ha decidido si la apoya.