Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Puerto Serrano se encierra ante la asfixia del Consistorio

El Ayuntamiento tiene una deuda de siete millones de euros y no paga las nóminas desde hace seis meses

El alcalde de la localidad gaditana de Puerto Serrano, Francisco Javier Galvín (IU), se dispone este miércoles a pasar su primera noche de encierro en el Ayuntamiento. Galvín se declara incapaz de afrontar el pago de los servicios más elementales del Consistorio y lanza un grito de auxilio a las Administraciones autonómica y central. Desde hace meses, el Ayuntamiento no paga ni las nóminas de los trabajadores, ni a los proveedores, ni suministros básicos como la luz. El regidor de este pueblo serrano de 7.000 habitantes afirma que no se moverá de la casa consistorial hasta que llegue “una ayuda de emergencia” que permita, al menos, pagar a la plantilla.

La Administración de Puerto Serrano acumula una deuda cercana a los siete millones de euros. Sólo a los 130 empleados municipales se les deben seis nóminas, en total, 840.000 euros. El regidor avanza que no se moverá del cabildo hasta que llegue “algún tipo de ayuda económica” o “salida” a una situación de “estrangulamiento total”.

La tasa de paro en Puerto Serrano supera el 40% y el municipio alcanza uno de los mayores niveles de pobreza de Europa. Hay 200 familias con avisos de cortes de luz en el pueblo y un Ayuntamiento que ya no puede ayudarles ni con la entrega de alimentos.

Galvín recibió el miércoles el apoyo de decenas de vecinos de la localidad y de trabajadores del Consistorio que se acercaban con colchones para pasar la noche junto al alcalde.