Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un afectado por el retraso en la resolución de un recurso apela al TS

El demandante cree que el silencio procesal de dos meses puede causar perjuicios importantes a su empresa

Tomás Tardio, administrador único de la constructora Bermeo Eder Etxegintza que ha visto paralizada de manera cautelar la ejecución de un bloque de viviendas en esta localidad vizcaína, ha solicitado al presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, que adopte las medidas para la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Gernika para que resuelva un recurso presentado hace dos meses.

Tras adoptarse el 29 de septiembre la paralización provisional de las obras de 10 viviendas tasadas y 6 libres, dentro del proceso abierto por la denuncia de José Antonio Ercoreca contra el entonces alcalde de Bermeo Juan Carlos Goienetxea y la constructora de Tardio, se asistió, sin embargo, a dos resoluciones de la sala de lo Contencioso Administrativo del Superior vasco ante sendos recursos que desestimaban esta detención de las obras en favor de los promotores. En base a esta situación generada, la constructora teme que el actual silencio procesal puede causar “unos perjuicios muy relevantes, incluso venga obligada a presentar concurso” habida cuenta de que sigue vigente la paralización de las obras cuando se dispone, en cambio, de dos recursos contra este fallo inicial.

En su petición dirigida a Juan Luis Ibarra, como presidente del TSJPV, la representación legal de Tardio reclaman que “en el uso de sus facultades inspectoras” actúe ante “tal situación de bloqueo”.

El primer auto de este proceso se produjo en septiembre de 2014 cuando la juez Elena Rodríguez atendió la denuncia de Ercoreca para suspender la ejecución de las obras de una vivienda con el consiguiente cese de suministro de servicios públicos, obligando de hecho al Ayuntamiento de Bermeo a no conceder nuevas licencias de edificación en esa zona. A partir de ahí se suceden los recursos contra este acto y las consiguientes desestimaciones del Superior de Justicia vasco de la petición de paralización. Sin embargo, Tardio no ha conseguido aún que el Juzgado de Gernika proceda a la tramitación y resolución del recurso de reforma contra el auto de septiembre al que califican de “despropósito jurídico”.