Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CIG acusa al Sergas de fraude en contratos laborales

El sindicato dice que Sanidade da de baja a trabajadores los fines de semana

Concentración de personal sanitario en el hospital de Santiago contra la precariedad laboral.
Concentración de personal sanitario en el hospital de Santiago contra la precariedad laboral.

Centenares de trabajadores de la sanidad pública se concentraron ayer en los hospitales de A Coruña, Ferrol, Santiago, Barbanza, Pontevedra, Vigo, Ourense, O Barco, Lugo y Burela para protestar por la precariedad laboral creciente en los contratos que está haciendo el Sergas. El personal sanitario reclama que que se cubran todas las vancantes y que se ponga fin al encadenamiento de contratos por días o incluso por horas. CIG asegura que en lo que va de año se han firmado en el Sergas 100.000 contratos por un solo día de trabajo.

“El Sergas se comporta como el peor empresario, contratando en precario e incluso haciendo fraude a la Seguridade Social, que es como se llama contratar a alguien sin cotizar por todo el período y no solo durante la semana, dando de baja en fin de semana para volver a contratar el lunes”, acusa María Xosé Abuín, de CIG-Saúde, que denuncia el incumplimiento por parte de la Consellería de Sanidade del pacto de contratación que alcanzó con los sindicatos y achaca el problema a los “recortes” que no cesan.

El principal objetivo del PP desde que en 2009 llegó a la Xunta es, afirma Abuín, “eliminar puestos de trabajo en la sanidad pública, disminuyendo la asistencia que se presta y derivando enfermos a la sanidad privada”. La CIG cifra en 4.000 las plazas que han quedado vacantes en el Sergas por culpa de las jubilaciones.

Mientras se producían las concentraciones en los hospitales, el debate sobre la precariedad de los trabajadores del Sergas saltó al Parlamento gallego. En una interpelación a la conselleira de Sanidade, la diputada socialista Carmen Acuña tachó de “miserables y vergonzosos” los contratos que el Sergas está ofreciendo al personal sanitario. Acuña censuró el “abuso y explotación” que sufre el personal de la sanidad pública. “Se puede contratar menos, pero no se puede contratar mal”, reprochó la socialista a la conselleira Rocío Mosquera.

En su pregunta parlamentaria, Acuña había solicitado a Mosquera los datos de jubilaciones en la plantilla del Sergas, pero no obtuvo respuesta. La conselleira no aportó la información al Parlamento y se limitó a remitir a los interesados al Diario Oficial de Galicia. La responsable de la Xunta negó la existencia de jubilaciones forzosas en el Sergas y afirmó que las plazas que quedan vacantes se cubren “en función de las necesidades asistenciales, garantizando el relevo generacional y dando entrada a nuevos profesionales, con una formación acorde a los nuevos modelos de gestión, asistenciales y organizativos”.

Y frente al problema de la emigración de enfermeros por falta de empleo en Galicia y España que planteó el PSdeG, la conselleira de Sanidade propuso estudiar una reducción de las plazas que se ofertan en la Universidad para cursar esta carrera: “Todos los años discutimos el número de plazas que se convocan en la Facultad de Medicina, a lo mejor tenemos que empezar a hacer lo mismo con el número de plazas que se convocan en Enfermería”.

Mosquera aseguró que el próximo año se agotará el 50% de tasa de reposición que permite el Gobierno central y recordó que se está ejecutando una oferta pública de empleo de 176 plazas de personal facultativo especialista y médico de urgencias hospitalarias y que se han ofertado 165 plazas para médico de familia en atención primaria y diplomados en enfermería.