Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU plantea a sus militantes auditar “todos los episodios de corrupción”

“Hay que profundizar en la investigación del pasado”, dice José Antonio Castro

José Antonio Castro (izquierda) y Álvaro García Mancheño. Ampliar foto
José Antonio Castro (izquierda) y Álvaro García Mancheño.

Izquierda Unida ha votado dos veces en contra de la petición del PP de crear una comisión de investigación en el Parlamento sobre los cursos de formación, un asunto que instruyen varios juzgados de la comunidad. Siempre ha justificado ese rechazo en que sería su grupo parlamentario el que decidiera el momento exacto de pedirla, de manera autónoma y no gregaria. Ahora esa iniciativa la deja en manos de la asamblea que celebrará IU el 21 de diciembre, justo un día antes de que se celebre el pleno final de aprobación de la ley de Presupuestos de la Junta, elaborado al alimón con el PSOE.

No se puede saber a estas alturas qué es lo que va a ocurrir, pero sí es evidente que IU ha puesto en marcha una estrategia de diferenciación con sus socios socialistas en el Gobierno andaluz. Así se desprende del documento que se someterá a debate en la asamblea de rendición de cuentas, una iniciativa inédita en el panorama político andaluz de la que saldrán aprobadas resoluciones que marcarán las acciones futuras de la federación.

IU no se plantea en ese texto la ruptura del pacto — “el acuerdo por Andalucía es una hoja de ruta de obligado cumplimiento”—, pero sí mayor autonomía en la cancha parlamentaria que evidencie, en el caso de las comisiones de investigación, su disposición a “esclarecer todos los episodios de corrupción conocidos hasta la fecha”.

El portavoz parlamentario de IU, José Antonio Castro, aseguró este miércoles que se deben “explorar vías” para establecer responsabilidades en la gestión de los cursos de formación y apostó por “profundizar en la investigación del pasado, dejando claro que este Gobierno está blindado”. Castro describió ese pasado socialista como un “legado desastroso de 30 años de gobierno que ha deformado el ejercicio público”, sobre todo en el área de Empleo, “un guirigay”.

El portavoz dejó en manos de la asamblea la decisión final sobre los cursos de formación. “¿Podría esa petición provocar la ruptura del pacto y el adelanto electoral?”, le preguntaron. “No lo sé”, respondió, “pero habría que ser muy habilidoso para decir a los andaluces que rompen el pacto y convocan elecciones porque no quieren investigar”. Los socialistas, por ahora y en público, leen estas declaraciones como producto del “estado de nerviosismo en el que está inmerso” su socio, dijo Mario Jiménez.

Castro hizo estas declaraciones durante la presentación del nuevo diputado de IU, Álvaro García Mancheño, que sustituye a Juan Manuel Sánchez Gordillo. También es de la CUT y fue la única voz crítica que se escuchó en la asamblea que eligió a Antonio Maíllo como coordinador, pero dejó claro que no está por “dividir sino por construir”.