Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aburto mantiene la mesa del diálogo social pese a la confrontación

El consejero llevará a la reunión de la próxima semana el polémico informe sobre las alegaciones al Depósito de Estatutos de las Asociaciones Sindicales y Empresariales

El consejero Juan María Aburto la pasada semana en Bilbao.
El consejero Juan María Aburto la pasada semana en Bilbao.

El consejero de Empleo y Políticas Sociales, Juan Mari Aburto, reniega del encendido clima de confrontación entre la patronal, Confebask, y los sindicatos mayoritarios, ELA y LAB, pero no está dispuesto a que le condicione su política. Consciente de que este miércoles la tensión se ha incrementado con un cruce de reprobaciones entre los empresarios y ELA, se ha propuesto abordar el origen de la última polémica en la reunión de la mesa del diálogo social que convocará la próxima semana, en fecha aún por determinar.

ELA y LAB han puesto pie en pared por entender que Confebask ha pedido su "ilegalización" en el informe donde se recogen sus alegaciones al proyecto de Real Decreto sobre el Depósito de Estatutos de las Asociaciones Sindicales y Empresariales. Aunque la patronal se ha apresurado a desligarse de esta petición, las centrales abertzales lo mantienen dentro de una pugna que no remite.

Consciente de la gravedad de la situación y de las imputaciones y desmentidos que se vienen cruzando entre las dos partes implicadas, Aburto ha reconocido su voluntad de plantear esta polémica en la próxima reunión del diálogo social. El consejero quiere sustanciar el alcance de las alegaciones de Confebask y su intencionalidad. A su vez, en el ámbito del Gobierno vasco se apela a la necesidad de conocer la identidad de este informe que ha ensanchado las diferencias entre la patronal y los sindicatos mayoritarios.

Así las cosas, solo CC OO y UGT acudirán por la parte sindical a la llamada de Aburto. El consejero es consciente de esta situación, pero entiende que no se puede demorar por más tiempo la ausencia de un diálogo por cuanto considera que "lastra" la potencialidad de las empresas vascas en su necesaria recuperación.

De momento, Aburto no ha terciado en esta dura confrontación que este miércoles ha alcanzado sus momentos más críticos. A la denuncia expresada por toda la dirección de ELA, con alusiones al "golpismo" de la patronal, ha respondido la parte aludida negando toda intencionalidad que se le adjudica desde los sindicatos mayoritarios.

A pesar de las ausencias, Aburto se reunirá con los sindicatos CCOO y UGT

En el ámbito de las relaciones sociales, ELA mantiene unas profundas diferencias con el resto, aunque algo más matizadas en el caso de LAB. Sin embargo, el Gobierno vasco ya ha asegurado que la conocida reticencia de estos dos sindicatos a reunirse con el resto no le desviará de su propósito de buscar un acuerdo en la mesa del diálogo social.