Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una maltratada en paro denuncia el abandono de los servicios sociales

La vecina de Ames, con un niño a su cargo, arrastra deudas y no recibe ayudas

Stop Desahucios Compostela convoca una protesta de apoyo

Mujer maltratada a la que el banco le embargó la casa porque su exmarido, que no le pasa pensión, se negó a seguir poniendo su parte de la hipoteca. En el paro, sin ingresos y con un niño a su cargo. Arrastrando una deuda de varios meses por impago de alquiler. Esta es la situación en la que se encuentra una vecina de Ames -municipio de 30.000 habitantes limítrofe con Santiago, donde la crisis y la burbuja inmobiliaria estallaron sin compasión- a la que la pasada semana la compañía del agua comunicó que le retiraba el suministro. La mediación de los activistas de Stop Desahucios Compostela ante la empresa logró detener el corte y aplazar el pago de las facturas, pero el colectivo ha convocado hoy una protesta ante el Ayuntamiento para reprocharle a la Concellería de Servizos Sociais su “nefasta gestión” en la atención a esta familia tan necesitada.

La Xunta le ha negado a esta vecina de Ames un piso protegido de alquiler y la renta que sí le ha concedido (Risga) no la empezará a cobrar antes de mayo de 2015 por el colapso burocrático, según ella misma relata en una carta que fue leída en el pleno hace dos meses y en la que detallaba el “caso omiso” de los servicios sociales. La concejala popular María Eugenia Martín, que además de Benestar Social lleva en el gobierno local las competencias en medio ambiente, deportes, sanidad y cultura, niega el desamparo de esta vecina por parte de la Administración y asegura que está “muy encima” del caso.

Según Martín, la mujer tiene una ayuda municipal para irse a vivir a un piso a Santiago que no se formalizó porque “no presentó la documentación”. “No podemos hacer más, no podemos atentar contra la libertad individual de cada uno”, añade la edil del PP, quien alega que no llamó a la empresa de aguas para evitar el corte del suministro a esta vecina porque cometería “una ilegalidad”: “Si hubiera venido al Ayuntamiento con la carta que le comunica que le van a cortar el agua, esa misma mañana le daríamos un cheque con la ayuda de emergencia. Tenemos que seguir unos cauces legales”.

Desde Stop Desahucios Compostela replican que esa asistencia para pagar un alquiler es en realidad una “extorsión”, ya que la subvención está condicionada por parte del Ayuntamiento a que la mujer se vaya a vivir a Santiago, lo que supondría que su hijo escolarizado en Ames debería viajar hasta allí todos los días y buscar a alguien que le diera la comida. Y sobre los cortes de agua, el colectivo afirma que la semana pasada fueron varias las familias a las que se suspendió el suministro por impago en Milladoiro y Bertamiráns, las dos áreas urbanas de Ames que más crecieron durante el bum del ladrillo.

Preguntada sobre el número de vecinos a los que este año el Ayuntamiento de Ames ha evitado un corte de agua con sus subvenciones, la concejala de Benestar Social alega que se trata de un “dato confidencial”. Lo que sí facilita es la cifra total de ayudas de emergencia social concedidas en 2014 en este municipio de 30.000 habitantes, que son sesenta e incluyen también las de asistencia para pagar la vivienda o el transporte. El presupuesto anual del consistorio para este fin es de 45.000 euros.