Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia cede y autoriza celebrar el día del sida en la plaza de la Virgen

Las asociaciones se quejan de la arbitrariedad de las decisiones

El Ayuntamiento niega que se trate de una cuestión ideológica

La Coordinadora de Asociaciones de VIH y sida de la Comunidad Valenciana (Calcsicova) ha informado este martes del cambio de criterio del Ayuntamiento de Valencia que ha decidido permitir finalmente los actos del día mundial contra el sida en la plaza de la Virgen de Valencia, frente a la catedral. El Consistorio emitió el pasado día 13 de noviembre una resolución en que denegaba a las asociaciones de forma explícita el permiso para utilizar la plaza basándose en una ordenanza que restringe el uso de la misma exclusivamente a actos que organice o en los que participe el propio Ayuntamiento. Tras el revuelo mediático al darse a conocer la noticia, hace menos de 24 horas, el Consistorio ha informado esta mañana a Calcsicova de que, ahora, el día del sida será permitido.

"Esta mañana hemos recibido una llamada telefónica en la que se nos ha informado de que el Ayuntamiento revocaba la orden de denegación de ocupación de la plaza de la Virgen y se nos informaba de que sí teníamos permiso para realizar los actos", ha explicado el presidente de Calcsicova, Carlos Gómez. La negativa municipal se basaba en la nueva Ordenanza Municipal de Ocupación del Espacio Público que entró en vigor el pasado 1 de agosto y que limita el uso de las dos principales plazas de la ciudad a actos en los que participe el Ayuntamiento.

"La llamada ha sido un poco cómica porque les he preguntado si el cambio de opinión se debía al recurso de reposición que presentamos ayer y me han dicho que no, que ni siquiera les había llegado todavía. El argumento ha sido que se habían dado cuenta de que había un error técnico porque habíamos pedido el permiso antes de que la ordenanza entrara en vigor", ha detallado el presidente de la coordinadora. Carlos Gómez ha criticado la arbitrariedad del Consistorio en la toma de decisiones porque, asegura, en vista de que la autorización podía ser denegada, trató de conseguir el apoyo de la consejería y la Concejalía de Bienestar Social y estas se lo negaron. "Pensé que si participaban no habría problema con la ordenanza pero, por teléfono, también me denegaron participar porque decían que no daba tiempo a estimar mi solicitud", apostilla Gómez.

Calcsicova exige ahora que se le notifique esta nueva decisión por escrito para poder presentarla ante la Policía Municipal que, asegura, siempre les pide los permisos. "Está claro que es la repercusión de la noticia ha sido la que les ha hecho cambiar la decisión. Aunque nos han recalcado que no ha sido una decisión ideológica sino un problema técnico, también nos han dicho que el año que viene solo se autorizarán las actividades que cumplan los requisitos, es decir, los actos que organice el Ayuntamiento", ha sentenciado Carlos Gómez.

Para Calcsicova este caso ha destapado un problema que a partir de ahora podrá afectar a otras entidades que organicen otros actos, como podría ser la manifestación del orgullo gay. Los partidos de la oposición municipal han criticado contra la denegación inicial de este permiso y han cargado contra la ordenanza.

La concejala del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia Anaïs Menguzzato ha lamentado que el consistorio lo ha autorizado "por imperativo legal y no por convicción". La socialista ha recalcado que su grupo advirtió durante el debate de la ordenanza que con ese texto "Valencia abría las puertas a que se pudieran boicotear, por parte de la administración local, la celebración de actos públicos".

Desde el grupo municipal de Compromís han mostrado su satisfacción por la decisión de autorizar los actos y han subrayado que pedirán la "retirada inmediata" de la ordenanza porque supone un "abuso" al haber sido aprobada por el PP en solitario para restringir la realización de actividades ciudadanas en las plazas del Ayuntamiento y la Virgen. La concejala Pilar Soriano ha remarcado "la importancia de esta jornada que el PP quería esconder a la ciudadanía", y con la que están "plenamente comprometidos". Soriano ha defendido que "en esta ocasión la presión ciudadana ha impedido sus intenciones censoras, pero queremos que actuaciones como esta no se vuelvan a repetir".

Más información