La cocaína incautada se duplica en Algeciras respecto a 2013

Los alijos en el puerto se elevan este año a 5.000 kilos

Vista aérea del puerto de Algeciras.
Vista aérea del puerto de Algeciras. Andrés Carrasco

De Algeciras al resto de Europa. La localidad gaditana se ha convertido en la gran puerta de entrada de la cocaína en España, lo que implica que también lo sea de Europa. En lo que va de año se han incautado 6.100 kilos de esta droga entre todas las instalaciones de la localidad, de ellas, cerca de 5.000 solo en el puerto algecireño. Esta última cifra supone más del doble de lo registrado en 2013 y 10 veces más que en 2012.

El último alijo intervenido ha sido localizado esta semana en el interior de un contenedor. 222 kilogramos de cocaína viajaban en 200 pequeños envoltorios que se escondían en cajas de plátanos dentro de un cajón. La droga llegó al puerto algecireño a bordo del buque Maersk Batán, procedente de Ecuador y cuyo destino declarado era Turquía. Los responsables del movimiento asociativo contra las drogas del Campo de Gibraltar creen que las organizaciones mafiosas dedicadas al tráfico de cocaína procedente de Sudamérica eligen esta ruta por el desmantelamiento de las grandes organizaciones que operaban en la zona de Galicia y por el gran tráfico marítimo de Cádiz. “Sobre todo por el enorme movimiento de mercancías que soporta el puerto de Algeciras”, dice Francisco Mena, presidente de la asociación Alternativas.

Son casi cinco millones de contenedores anuales los que se gestionan en ese puerto, lo que lleva a las organizaciones a utilizar estas instalaciones como vía de entrada de la droga en Europa utilizando en la mayoría de las ocasiones el llamado “gancho perdido” como modus operandi. Se trata de la introducción de la droga en un contenedor sin conocimiento del importador y el exportador de la mercancía legal. De esta forma, la droga se recoge por contactos de la organización en un puerto de transbordo antes de que el contenedor llegue a su destino. Esta fórmula dificulta a los agentes de seguridad la localización de los propietarios de la droga, con lo que evitan las detenciones.

El crecimiento de las aprehensiones ha llevado a las coordinadoras antidroga y a los sindicatos policiales a reclamar más medios humanos y materiales. “Es necesario que se dote a la policía, la Guardia Civil y la propia Agencia Tributaria de más personal en la zona. El Ministerio del Interior debe percatarse de que el Campo de Gibraltar debe ser el centro de atención de lucha contra la droga, para que los logros sean mayores y por tanto esa lucha sea más efectiva”, reclama Francisco Mena. Una petición a la que se han sumado en numerosas ocasiones tanto el Sindicato Unificado de Policía (SUP) como la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50