Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica apuesta por los robots para reindustrializar España

Julio Linares dice que se está ante el inicio de una nueva revolución digital y el directivo debe impulsar un "estilo de dirección digital"

Julio Linares, en el centro de la mesa principal, durante el desayuno de trabajo.
Julio Linares, en el centro de la mesa principal, durante el desayuno de trabajo.

El vicepresidente de Telefónica, Julio Linares, cree que los robots pueden ser una "gran oportunidad" para reindustrializar España y recuperar actividad, y ha afirmado que estamos ante el inicio de una nueva revolución digital.

Linares ha hecho esta reflexión en Bilbao, donde ha participado en un encuentro organizado por la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi (Adype), en colaboración con la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), que se ha desarrollado bajo el título "Revolución Digital".

En su intervención, ha hecho alusión a las nuevas tendencias de producción y servicios y, en concreto, ha hecho mención a la irrupción de los robots, que están teniendo ya "un gran impacto" y son cada día "más baratos y asequibles" de manera que se van a ir "extendiendo" en todos los ámbitos.

Linares ha afirmado que los robots, en general, "caen simpáticos", pero crean "cierta inquietud por el posible impacto en el empleo". Sin embargo, a su juicio, para países como España que perdió "mucha industria" porque no era competitiva, es "una gran oportunidad de reindustrialización y de recuperar actividad".

"Si se utilizan las tecnologías "de forma pasiva" se producirá "caída de empleo"

El responsable de Telefónica ha señalado que si se utilizan las tecnologías "de forma pasiva" para lograr más productividad, "sin lugar a dudas se destruirá empleo", pero cree que hay que tener un "papel activo, innovador y creador" ante las nuevas tecnologías. En este sentido, cree que sí se genera tecnología aquí y hay empresas que hacen robots, drones o impresoras 3D no tiene que influir negativamente en el empleo y contribuirá a la reindustrialización.

"Solo aquellos países que sean muy activos en utilizar bien las oportunidades de los robots serán capaces de beneficiarse del empleo porque compensarán la caída de empleo como efecto de la utilización del automotismo que produce el robot con la creación de nuevas fábricas gracias a la competitividad pérdida y ganada gracias a los robots", ha apuntado.

En su opinión, el impacto de los robots, los drones y las impresoras 3D pueden suponer cambio "absolutamente revolucionario y brutal" y se puede imaginar "un mundo totalmente distinto".

Linares ha afirmado que existen "síntomas" que permiten "intuir" que estamos en el inicio de una "nueva revolución" digital, que podría llegar a tener "tanto impacto" como la que tuvo la revolución industrial o agrícola.

El responsable de Telefónica ha asegurado que es evidente que "algo está cambiando" y ha apuntado algunos datos como el hecho de que existan 7.000 millones de móviles en el mundo y que, en "poco tiempo", vaya a haber tantos como población. Además, ha apuntado que hay cientos de millones de personas que no tienen luz ni agua corriente pero tienen un móvil, que es su "conexión con la sociedad civilizada".

Asimismo, ha puesto de manifiesto que existen 1.000 millones de internautas y 13.000 millones de dispositivos conectados a la red, por lo que se está ante un "mercado brutal". Según ha destacado, se estima que en 2020 habrá 8.000 millones de internautas que será la población mundial.

Tras ofrecer otros datos que evidencian la "adicción al móvil", ha apuntado que el mercado de bienes virtuales en 2014 facturó 65.000 millones y ha destacado también el desarrollo del comercio electrónico.

Linares ha afirmado que existen una serie de tendencias, entre ellas que todo es "más móvil", que cada vez se precisará más banda ancha y que se tenderá a almacenar menos en nuestros dispositivos y más en la 'Cloud'.

Asimismo, ha aludido a que vienen también "nuevas olas de crecimiento" y de la fase inicial de Internet como acceso a información, se ha pasado a Internet como medio para comunicarnos para ir a una "tercera ola de internet" que será que "todo esté conectado", tanto los objetos que podemos portar en nuestro cuerpo como el coche o la vivienda.

Linares ha afirmado que habrá "tal cantidad" de información y de datos que se superará la capacidad de procesamiento de los ordenadores actuales, que tendrán que evolucionar y manejar toda esa información.

"La información y el conocimiento va a ser el oro y el petróleo del futuro y las compañías que sean capaces de manejar toda esta información serán las que sean más competitivas y que mejor están posicionadas", ha agregado. En concreto, ha añadido que la información y el conocimiento será "clave" para la supervivencia de cualquier compañía.

Linares ha afirmado que se vive en un entorno digital y eso lo tienen que tener en cuenta, sobre todo, las empresas porque conlleva "oportunidades" pero también "desafíos" porque hay que responder "con inmediatez" a las exigencias del consumidor.

Tras indicar que es el consumidor el que mejor se adapta al entorno digital, ha señalado que tiene, además, "un enorme poder" y exige a las empresas que sean "digitales" porque "no queda otra opción".

En este sentido, ha manifestado que, según las encuestas, el 74% de los directivos piensa que su compañía tiene una estrategia digital pero solo un 15% dice que tienen habilidades para ponerla en marcha. Linares ha asegurado que, si es así, existe un "problema de adaptación al entorno digital" y cree que se precisa un nuevo "estilo de dirección digital" en el que el directivo se ponga "al frente del cambio".

Según ha apuntado, no es una "opción", sino que es "una necesidad absoluta" porque la "única manera de sobrevivir" es "adaptarse al entorno digital". En concreto, ha manifestado que un 50% de la mejora de productividad se logrará con el uso de las nuevas tecnologías.

Asimismo, ha señalado que las admnistraciones también tienen que ser digitales porque podrá ofrecer servicios a un mejor coste y ser "más eficiente y cercano". En su opinión, las nuevas tecnologías van a ser "positivas" desde el punto de vista económico pero también van a "ayudar a crear una sociedad más justa y con oportunidades".