Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras se opone a la lista única con CiU y no apoyará los Presupuestos

El líder republicano considera irrelevante presentarse juntos a los comicios

Convergència y Esquerra evidenciaron en el Parlament que tienen serias divergencias sobre cómo afrontar los planes secesionistas una vez celebrado el 9-N. Oriol Junqueras se reunió ayer durante una hora con Artur Mas y a la salida de la entrevista insistió en que el presidente catalán debe convocar las elecciones "cuanto antes". No parece que tenga Mas tanta urgencia pero no es ese el punto esencial que les distancia. La clave vuelve a ser la oposición de los republicanos a formar una lista conjunta con Convergència porque, entre otras razones, consideran que les restaría escaños, al contrario de lo que sucedería si van en solitario.

Daremos con el modo de maximizar el número

de diputados

En un tono afable, Junqueras desdramatizó, en los pasillos del Parlament, las divergencias con su antiguo socio. Y utilizando una metáfora, señaló que lo relevante, cuando alguien decide hacer un viaje, son otras cosas: "Lo importante es decidir dónde vamos, cuándo vamos y cómo vamos y no hablar de quiénes conducen los vehículos que participan en ese viaje". Pese a todo, Junqueras apuntó que entre Mas y él hubo "sintonía", entendida como comprensión mutua de los puntos que les separan.

Esquerra presentó el pasado miércoles su programa para proclamar la independencia en el caso de que se celebren las elecciones anticipadas y se asiente una mayoría soberanista. Justo lo que hará Mas el día 24 en lo que cada vez más parece una pugna. La propuesta de ERC consiste en formar un Gobierno de concentración que vaya "ejerciendo la independencia" asumiendo las estructuras de Estado y después proclamarla. "Eso debería hacerse en un tiempo relativamente corto", señalaron fuentes de ERC. Convergència alienta otra vía: iniciar entonces una negociación con el Gobierno central para acordar la secesión. Fuentes próximas a CiU subrayaron, sin embargo, que ERC parece avenirse a su planteamiento al renunciar ya a declarar la independencia de forma unilateral. Junqueras y Mas no tienen previsto reunirse hasta después del día 24. "La sociedad pide que nos pongamos de acuerdo y seguro que daremos con la fórmula para maximizar el número de diputados", afirmó Junqueras.

Los dos partidos han roto cualquier acuerdo sobre los Presupuestos a no ser que Mas prorrogue los de 2014 y se pacten modificaciones de esa prórroga traspasando partidas entre departamentos para financiar, por ejemplo, la paga extra de los funcionarios. El escenario ideal para ERC sería ese porque sí está dispuesta a negociar unas nuevas cuentas tras unas elecciones en lo que considerarían ya un proceso constituyente. ERC considera inasumible para los servicios básicos del estado del Bienestar que la Generalitat vea reducido su Presupuesto en 4.000 milones de euros, según las cifras que manejaron en septiembre. Junqueras considera que son "inviables e inaplicables" y que su volumen afectaría de pleno a servicios básicos del Estado de bienestar.

Iniciativa rechaza que se usen las elecciones para decidir la secesión

Iniciativa per Catalunya se desmarcó ayer de la convocatoria de elecciones plebiscitarias como medita Artur Mas, y apostó por acabar la legislatura. Su propuesta es esperar a que el Partido Popular pierda las elecciones generales dentro de un año y que una eventual nueva mayoría permita desbloquear el actual conflicto soberanista. Joan Herrera, coordinador ecosocialista, rechazó la posibilidad de que Mas avance los comicios y que los utilice con carácter plebiscitario. “Somos partidarios de que la legislatura se agote para cambiar las políticas. Las elecciones no pueden dilucidar lo que tenemos que resolver en una consulta. No son el atajo ya que no todos los votos valen lo mismo”, sostuvo Herrera, que, con todo, matizó: “No hay futuro sin consulta”.

Tras su encuentro con Artur Mas, el ecosocialista y Joan Mena, portavoz de Esquerra Unida i Alternativa, destacaron que solo coinciden con CiU en que apoyan el derecho a decidir. Los dos dirigentes culparon a Mas de aplicar unas políticas que comportan que Cataluña sea uno de los lugares de Europa donde hay más desigualdad. Y también pusieron el énfasis que les separa la lucha contra la corrupción. “No estaremos en un Gobierno de concentración”, recalcó Herrera, que señaló que si su federación se aviene a unas elecciones será solo para cambiar las políticas económicas y sociales.

Herrera exigió al Ejecutivo catalán que intensifique su estrategia estatal, europea e internacional para buscar nuevos aliados en defensa del referéndum. En ese sentido, recordó el compromiso de Izquierda Unida o por Pablo Iglesias, líder de Podemos. “Es necesaria una estrategia más allá de Cataluña. La celebración de una consulta vinculante no depende solo de los catalanes”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información