Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dirigentes y cargos de CiU, ERC, CUP y del PSC se “autoinculpan” por el 9-N

La reacción se ha extendido a las redes sociales bajo la etiqueta #autoinculpacions9N

Las reacciones a la querella que presentará la Fiscalía contra el presidente catalán, Artur Mas y miembros de su Ejecutivo no se han hecho esperar. Los dirigentes y cargos de Convergència, Uniò, Esquerra Republicana, la CUP e incluso la diputada socialista Marina Geli, se han "autoinculpado" por su participación en el proceso participativo del 9-N. Primero en la sesión del pleno en el Parlament y más tarde a través de una campaña en las redes sociales bajo la etiqueta #autoinculpacions9N, en la que también ciudadanos anónimos han publicado fotografías del momento de la votación.

"Aquí tiene a todos los autores intelectuales del 9-N. Tome nota y dígaselo al fiscal".  Jordi Turull, portavoz del grupo parlamentario de CIU,  ha sido el primero en dirigirse esta mañana a la presidenta del Partido Popular Catalán, Alicia Sánchez-Camacho, durante la sesión de control en el Parlament. También en su turno, la portavoz de ERC en la Cámara, Marta Rovira, ha hecho pública su "autoinculpación" por haber participado en la organización del proceso participativo, recordando que su participación en el 9-N como presidenta de una mesa de votación.

Una reacción que se ha extendido en las últimas horas en Twitter a través de la etiqueta #autoinculpacions9N, tanto entre dirigentes de partidos del bloque soberanista como entre multitud de ciudadanos que acudieron a las urnas el pasado domingo.

El coordinador general de CDC y diputado de CiU, Josep Rull, ha publicado su fotografía en las redes introduciendo el sobre en la urna el pasado domingo. "Señor Fiscal, el 9-N voté. Si se querella contra el president Mas, queréllese contra mí también". Un mensaje también imitado por otros compañeros de grupo como el alcalde de Girona, Carles Puigdemont: "A mi autoinculpación ya pueden añadir reincidencia, porque pienso votar independencia",  ha escrito junto a una fotografía en la que aparece en la jornada de votación. También los senadores de CiU Jordi Sendra, Josep Lluís Cleries y Montserrat Candini.

Dirigentes de Unió también se han autoinculpado. El vicesecretario general, Toni Font, el eurodiputado Francesc Gambús -que votó sí/sí- y el senador Salvador Sedó. Desde Esquerra, el portavoz adjunto en el Parlament, Oriol Amorós, publicaba en su cuenta instantáneas del pasado domingo en las que aparece votando y haciendo la cola frente a los colegios: "Señor Torres Dulce, he votado y con el agravante de complicidad con otros votantes. Aporto pruebas". Una iniciativa reproducida también por otros diputados de del partido republicano, como Alfred Bosch: "Trabajo en una institución oficial, soy cargo electo y soy culpable de haber votado y ayudado en la celebración del 9-N", ha afirmado en Twitter. Más allá ha ido la senadora Ester Capella: "No es necesario buscar demasiado, hice de voluntaria y voté el 9N en el colegio Fructuós Gelabert de la calle Sardenya, Mesa 2931P",  ha suscrito Gelabert junto a una fotografía de la papeleta.

"Sí, señoría, desobedecí al TC y lo volvería a hacer. Con el placer (y la necesidad ética) de la desobediencia civil", ha señalado en su cuenta el diputado de la CUP David Fernàndez.

También desde el PSC la diputada Marina Geli, quien forma parte de la corriente crítica Moviment Catalunya, ha recordado que "si la fiscalía imputa la participación del 9-N ¡más de 2,3 millones de personas deberemos ir a declarar por practicar el derecho a la libertad de expresión!".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información