9N | Consulta catalana

La ANC pide una votación “masiva” como paso previo a la independencia

Las entidades soberanistas eluden pedir elecciones en el cierre de campaña

Carme Forcadell, se dirige a los concentrados, ayer en el acto final de la ANC y Òmnium Cultural.
Carme Forcadell, se dirige a los concentrados, ayer en el acto final de la ANC y Òmnium Cultural.ALEJANDRO RUESGA

La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural, las dos entidades catalizadoras del movimiento independentista, celebraron anoche en Barcelona el acto final de la campaña Ara és l'hora para llamar a los ciudadanos a participar en la consulta del 9-N. En un acto en la avenida Maria Cristina, a los pies de las Fonts de Montjuïc, unas 60.000 personas, con globos amarillos y banderas independentistas, acudieron a la llamada de los dos colectivos, que culminó con una fotografía de unidad de los principales líderes soberanistas.

Las presidentas de la ANC y Òmnium Cultural, Carme Forcadell y Muriel Casals, respectivamente cerraron el acto con un llamamiento a acudir “masivamente” a las urnas en el proceso participativo del 9 de noviembre como primer paso hacia una república catalana independiente de España. Forcadell exclamó: “No queremos un Gobierno que nos prohíbe las libertades, nos niega derechos y amenaza a nuestros ciudadanos. Queremos una república catalana”.

Casals definió el 9 de noviembre como “el punto de no retorno” hacia la independencia de Catalunya pese a que, según ha admitido, no se trata del referéndum de autodeterminación que un principio querían. Tampoco pidieron que tras el 9-N haya elecciones anticipadas como sí habían exigido semanas atrás.

Esta consulta sin consecuencias jurídicas podrá revertir en consecuencias políticas a ojos de la mirada internacional si conseguimos una asistencia masiva"  Muriel Casals

Las dos dirigentes de las entidades soberanistas estuvieron acompañadas por el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, el coordinador de Convergència, Josep Rull y David Fernández, diputado de la CUP. También participaron el coordinador del Pacto Nacional Por el Derecho a Decicir, Joan Rigol, entre otros dirigentes soberanistas. “Este domingo votaremos contra el Estado español, para dejar de ser súbditos y empezar a ser ciudadanos con derechos. El próximo 9 de noviembre haremos escuchar nuestras voces”, aseguró Forcadell.

La presidenta de Òmnium, Muriel Casals, sostuvo que “esta consulta sin consecuencias jurídicas podrá revertir en consecuencias políticas a ojos de la mirada internacional si conseguimos una asistencia masiva este domingo”.

Con las fuentes y las cuatro columnas de Puig i Cadafalch iluminadas en rojo y amarillo, dirigentes políticos y ciudadanos salieron al escenario, flanqueado por dos pantallas gigantes, llamando a la votación. Natalie McGarry, líder de Women for Independence y miembro del Partido Nacional Escocés (SNP), aseguró en su discurso que la sociedad internacional está pendiente de Cataluña: “En Escocia volveremos a exigir la independencia y las urnas, ahora la pregunta es ¿Quién lo conseguirá antes Cataluña o Escocia?”, concluyó.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50