Una jauría de perros salvajes mata 150 ovejas en Serós

El Ayuntamiento ha pedido ayuda a los Mossos para capturar a los canes

Los ganaderos de Serós (Segrià) no dormirán tranquilos hasta que los Mossos d'Esquadra o los Agentes Rurales capturen a una docena de perros salvajes que campan a sus anchas y que durante la noche del pasado miércoles mataron a unas 150 ovejas dentro de un corral de esta localidad. El propietario de los animales muertos, Ramon Agustí, ha decidido pasar la noche en la granja, situada en las afueras de la población, para evitar nuevos ataques de la jauría de perros al resto del rebaño que tiene distribuido por varios establos.

Ayer por la mañana, Agustí fue a dar comida a las ovejas y encontró unos 150 animales muertos, incluidas una docena de cabras y varias crías. Muchos de los cadáveres estaban apilados y se piensa que los animales murieron asfixiados al tratar de huir de los perros, aunque también había algunos destripados a mordiscos.

Agustí está desolado y lamenta que las autoridades no hayan actuado antes para eliminar a los perros causantes de la muerte de sus ovejas, muchas de las cuales estaban a punto de parir.

Según Agustí no es la primera vez que los mismos perros causan daños al ganado ovino de la zona, ya que hace dos semanas provocaron la muerte de un centenar de ovejas en la vecina localidad de Aitona. El Ayuntamiento de Serós ha pedido la colaboración de los Mossos d'Esquadra para capturar a los canes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS