Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP retira su apoyo a Martín Serón como alcalde de Alhaurín

]Moreno pone fin a la relación con el alcalde condenado por corrupción

Juan Martín Serón, tras conocer en 2013 la sentencia del Supremo. Ampliar foto
Juan Martín Serón, tras conocer en 2013 la sentencia del Supremo.

El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, cortó este miércoles de raíz la relación con Juan Martín Serón, el alcalde de Alhaurín El Grande (Málaga) condenado a un año de suspensión en el cargo por un delito de corrupción. El regidor estaba a punto de volver a su sillón municipal —el próximo 9 de noviembre— tras cumplir la condena, pero lo hará sin la cobertura de las siglas del Partido Popular. “No será alcalde con los votos del PP”, dijo Moreno en los pasillos del Parlamento.

Pocos minutos después se desencadenaron los acontecimientos: los concejales del grupo popular en el Ayuntamiento decidieron no seguir las órdenes de la dirección regional; el presidente provincial del PP y de la Diputación, Elías Bendodo, anunció la expulsión de los ediles del partido y la creación de una gestora; y estos comunicaron su baja y pase al grupo de los no adscritos.

Desde que en 2012 Serón fue condenado junto con su concejal de Urbanismo por un delito de cohecho por exigir 122.000 euros a un promotor a cambio de una licencia de obras, la dirección popular ha evitado poner punto final en su relación con el alcalde, que se dio de baja como militante al conocer el fallo. Ni Javier Arenas, ni Juan Ignacio Zoido (en su breve mandato de año y medio) ni los dirigentes provinciales desanudaron los lazos con Serón, con el que había una cierta condescendencia. En este tiempo Serón ha seguido figurando en la web del Ayuntamiento como alcalde-presidente y es él el que firma un saluda a los internautas.

Moreno no ha estado dispuesto a asumir el coste político de mirar hacia otro lado con la vuelta del polémico alcalde, en un momento en el que su partido está en serios aprietos por los escándalos de corrupción. Tampoco quería una solución de medias tintas. “No hay abstención, ni leches”, subrayó. Además, su propuesta de un pacto con el PSOE en Andalucía sobre regeneración habría quedado en entredicho.

Con el pase de los 11 concejales al grupo de los no adscritos, el PP se queda sin representación en el Ayuntamiento de Alhaurín (24.000 habitantes). El PP gobernaba con mayoría absoluta frente a seis concejales del PSOE y dos de IU.

La decisión de no apoyar a Serón no es solo un gesto. Puede tener también consecuencias negativas para el PP a la hora de conservar la Diputación en las próximas elecciones municipales. Los populares aseguran que repetir los mismos resultados en los comicios municipales, que les dio el control de la institución provincial, es imposible. Con la crisis en Alhaurín, hasta ahora uno de los fortines del PP en la zona del interior de Málaga, estas dudas se acrecientan. Bendodo admitió este riesgo: “El PP prefiere perder poder territorial que la confianza de los ciudadanos”. El PP tiene 18 diputados —entre ellos la alcaldesa en funciones de Alhaurín y responsable de Educación, Antonia Ledesma—, el PSOE 10 e IU tres.

El PP nombrará una gestora el viernes, que dirigirá el parlamentario Víctor González.