Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRESUPUESTOS

El PSE avisa que será exigente con las cuentas del Ejecutivo

El Consejo de Gobierno dará este martes luz verde a los Presupuestos 2015

En la víspera de la aprobación del proyecto de Presupuestos del País Vasco para 2015, la líder de los socialistas vascos, Idoia Mendia, advirtió este lunes de que el PSE-EE no entregará un cheque en blanco al lehendakari, Iñigo Urkullu, porque será exigente durante las negociaciones que van a entablar estas dos formaciones. “Que no fíen su carta a la responsabilidad institucional de los socialistas”, fue el mensaje que Mendia trasladó al PNV

El Consejo de Gobierno dará este martes luz verde a las cuentas públicas de 2015, con lo que arrancarán las negociaciones entre partidos y el trámite parlamentario. Según las directrices económicas aprobadas a mediados de junio pasado, el Gobierno elevó su previsión de crecimiento de la economía vasca para el próximo año hasta el 1,7% —dos décimas más de lo estimado hasta la fecha—, lo que permitirá crear en torno a 5.300 empleos netos y reducir dos décimas la tasa de paro, que se quedaría en el 15,6%, según los cálculos del Departamento de Hacienda.

Los Presupuestos de 2015, que Urkullu anunciará por videoconferencia desde México, deberán reservar 1.037 millones para amortizar la deuda del Ejecutivo, una cifra que este año ha sido de 791 millones. En materia de déficit, se situará en el 0,7%.

Mendia aprovechó su intervención en Bilbao en el homenaje anual al que fuera presidente del PSOE Ramón Rubial para recordarle a Urkullu que la “condición indispensable” que ponen los socialistas para discutir las cuentas es que se destinen 150 millones, provenientes del aumento de la recaudación tributaria, a incentivar el empleo entre los colectivos más vulnerables, impulsar la economía, reforzar las políticas sociales y ayudar a las familias y la conciliación.

EH Bildu decidió la semana pasada echarse a un lado al constatar la afinidad que en materia presupuestaria tienen el PNV y el PSE. El PP, por su parte, mantiene la mano tendida para negociar el proyecto económico. Sin embargo, el Ejecutivo considera que tiene a los socialistas como el interlocutor preferente para renovar las cuentas. Mendia aseguró que su partido actuará con “firmeza” y con “responsabilidad” en la negociación, y que no aceptará “ni recortes en el gasto público, ni políticas que no reparen las heridas de la crisis”.