Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albiol llevará ante la fiscalía a los padres que consientan el absentismo

El Gobierno de Badalona dice que en San Roc la ausencia en primaria es del 50%

Xavier garcía Albiol, alcalde de Badalona por el PP.
Xavier garcía Albiol, alcalde de Badalona por el PP.

La solución de Xavier García Albiol (PP) contra el absentismo escolar en Badalona pasa directamente por la fiscalía. El alcalde de Badalona presentó ayer un plan para evitar que los menores falten a clase y aseguró que denunciará ante el Ministerio Público y la Dirección de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) a los padres de los estudiantes que “crónicamente” no vayan a clase. La medida busca que “los padres entiendan su responsabilidad por las buenas o por las malas”, aseguró el propio edil. La propuesta se debatirá en el pleno de hoy.

El absentismo en los centros educativos es un gran problema en Badalona. Según Venanci Saborit, el gerente del Consorcio Badalona Sud, el porcentaje de faltas en las aulas llega al 20°% en el barrio de La Salut y en el de San Roc supera el 50% en el caso de la educación primaria. Ocho de cada diez chicas que cursan ESO no asisten al instituto. Ambos barrios tienen una alta proporción de población gitana y en ellos “algo no se ha hecho bien”, según el alcalde. Saborit también explicó que en el barrio del Centro no hay ningún caso registrado y en Bufalà el porcentaje es del 2,13%.

El Consorcio Badalona Sud entiende como absentismo cuando las ausencias de los menores entre 3 y 16 años, en las diferentes etapas escolares, superan el 10%. Por ley, los casos graves de absentismo deben ser notificados a los servicios sociales y, eventualmente, a la DGAIA. Para ello, el plan promovido por el Gobierno municipal planea la creación de una Comisión Local de Absentismo, conformada por personal del Ayuntamiento, el Departamento de Enseñanza y entidades del sector educativo. Los colegios e institutos tendrán que notificar a las familias y a la comisión los casos de absentismo continuado.

Ya con las notificaciones, establece el plan, se notificarán ante la DGAIA y la fiscalía las situaciones crónicas de absentismo que supongan un abandono prematuro de los menores. “Estos casos pueden conllevar para los padres o tutores penas de prisión de entre 1 y 3 años”, recordó García Albiol.

La Guardia Urbana también jugará un papel importante dentro del plan. Los uniformados acompañarán a los menores a su casa o en las dependencias policiales para entregarlos a sus padres y levantarán un acta del suceso. Los Servicios Sociales, por su parte, analizarán los posibles casos de abandono a nivel alimentario o sanitario, entre otros.