Cuatro días de arte crítico, efímero y virtual

Varias propuestas jóvenes plantean preguntas y esperan respuestas del viandante en el campus de la Universitat

Deshaucios, recortes, viajes precarios, sueños creativos, pasividad audiovisual ... Temas de actualidad, cuestionados por el arte  concebido como una herramienta de intervención pública, ocupan los espacios académicos en la XVII Mostra d'Art Públic per a Joves Creadors, que hoy se ha inaugurado en la Universitat de València.

La muestra reúne seis instalaciones físicas, de carácter efímer, i una virtual. Ésta última, consistente en una agencia de viajes; aquéllas, ubicadas en el Campus dels Tarongers, se abren paso en el área universitaria con planteamientos interactivos. A partir de una serie de entrevistas a miembros de la comunidad universitaria,el Col.lectiu Cràter crea, por ejemplo, un recorrido por el campus a través de aquellos "deseos liberados de las presiones de la eficacia y la eficiencia" que condicionan la vida cotidiana. Por medio de códigos QR dibuja un Mapa dels desitjos. Veus de la comunitat universitària, que permite al viandante escuchar cada una de las grabaciones.

Aunque en la Constitución se reconoce el derecho de cada español a tener acceso a una vivienda digna, la realidad es otra cosa. Ese es el punto de partida Alejadnro Bonnet de León para concebir unas Cases de paper (Urbanització postbombolla immobiliària), sobre una realidad en la que los  desahucios son noticia habitual sobre viviendas que después quedan vacías, "mientras algunos pasan a dormir debajo de cartones".

Con la Mostra d'Art Públic, la Universitat pretende "transformar su entorno en un lugar de intervención artística abierto a la sociedad, implicando a los jóvenes artistas en las actividades de bienvenida al nuevo curso". La décimoséptima edición ha sido inaugurada en la Facultad de Derecho con una conferencia de Isidro López-Aparicio sobre El arte como elemento útil en el hecho público y el social’.

Con De cobais i tempestes. Amb la que està caient, Ramón Espacio y Rodrigo Lombardo entra de lleno de la merma universitaria producida a raíz de la crisis económica. "Desde el inicio de la crisis los estudiantes están sufriendo una serie de menguas en sus derechos que afectan directamente su futuro", con subidas de tasas, disminución de becas y ayudas, desaparición de asignaturas optativas y reducción de personal docente, en un marco de recortes presupuestarios. 

Un paso más allá, está Totes les postals arriben a Roma, del Col.lectiu Taronjaroig, que pone el mail art a disposición de los estudiantes y del personal de la Universitat de València "para hacer llegar a la Consejería de Educación de la Generalitat Valenciana las preocupaciones de la sociedad sobre la educación pública".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Con Precatur. Agència de viatges, Ana Navarro se enfrenta a la frivolidad con la cual se ha tratado la "movilidad exterior" y la precariedad, elementos que conforman el eje alrededor del cual gira este proyecto virtual (http://precatur.wordpress.com/).

Con Be creative, Gemma Alpuentre y María Isabel García quieren "romper la monotonía" del propio diseño arquitectónico del campus para recordar que "la creatividad se desarrolla en todos los campos del pensamiento y en la vida cotidiana". Por último, en Think TV,  Zarva Barroso, se plantea como un dispositivo que cuestiona la "actitud pasiva ante la televisión".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS