Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Alcanar y un regidor, en libertad tras 14 horas de registro

Alfons Montserrat culpa al Estado de la operación policial contra la presunta corrupción

Los vecinos frente al Ayuntamiento de Alcanar esta madrugada.
Los vecinos frente al Ayuntamiento de Alcanar esta madrugada.

El alcalde de Alcanar (Montsià), Alfons Montserrat (ERC), y el regidor de Urbanismo, Manel Martí (ERC), quedaron en libertad a las dos de la madrugada de este viernes tras el registro realizado ayer por la Guardia Civil en el Consistorio por presunta corrupción. La inspección se prolongó durante 14 horas y media. A la salida, un centenar de personas esperaban a los dos políticos, entre ellos alcaldes y regidores de localidades vecinas, además de cargos de su partido. Montserrat culpó al Estado de la operación policial. "Lamentamos esta situación que se escapa de cualquier lógica jurídica y que hay que buscar en otro tipo de lógica. El Estado debe saber qué hace y supongo que en algún momento u otro se cansarán", declaró el alcalde de Alcanar.

Por la tarde también quedaron en libertad tres constructores locales que han realizado obras para el Ayuntamiento. Los tres quedaron en libertad tras ser interrogados por la Guardia Civil en las dependencias policiales de Sant Carles de la Ràpita. Dos se negaron a declarar y el tercero contestó a las preguntas de los agentes. La Guardia Civil les atribuye delitos de falsedad documental, alteración de precios en concursos públicos y fraude fiscal. Los agentes también registraron tres inmuebles vinculados a sus empresas.

Montserrat y Martí fueron arrestados por la Guardia Civil en el marco de la operación Carraus, en la que se indagan presuntos delitos continuados contra la Administración de Justicia y la Hacienda Pública mediante una trama organizada para perpetrarlos. El juzgado de Instrucción 4 de Amposta (Montsià) y la Fiscalía de Tortosa (Baix Ebre) investigan el caso, que inicialmente denunció un militante de CiU.

Los agentes centraron el registro en las áreas de Urbanismo y Servicios Técnicos. La investigación policial buscaba pruebas de una posible manipulación continuada en el tiempo (2008-2013) de concursos públicos de obras de la localidad, entre los que se encuentran la urbanización de calles, adecuación de edificios públicos y la concesión de licencias de obras y la compra de una finca en Mas d’En Serra.

ERC dirige el Consistorio en minoría y la oposición está formada por CiU, PSC y PP, con tres concejales por partido. Ayer el equipo de gobierno organizó una concentración frente al Ayuntamiento y defendió la honorabilidad de los implicados. “A día de hoy no hay ningún imputado”, ha dicho Mercè Fischer, regidora de ERC. Añadió que en el interior del Consistorio el alcalde, el regidor y los técnicos estaban atendiendo todas las demandas y requerimientos documentales de la policía. La lectura del comunicado finalizó con gritos de “independencia”.

El 21 de noviembre del año pasado la Guardia Civil ya irrumpió por sorpresa en el Ayuntamiento en busca de pruebas. Los agentes requirieron entonces abundante documentación ligada a proyectos urbanísticos. Ese día permanecieron seis horas en el Consistorio, del que se llevaron 18 cajas de documentación sobre contratos, facturas, adjudicaciones y licencias de obras.

Más información