Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Capella de Ministrers abre una ventana a la música sefardí

El grupo de música antigua estrena nuevo álbum de piezas judeoespañolas en Valencia, Madrid y Toledo

La cantante Mara Aranda con Carles Magraner y la Capella de Ministrers.
La cantante Mara Aranda con Carles Magraner y la Capella de Ministrers.

Se trata de "un fragmento de nuestra identidad, de nuestras tradiciones y nuestra historia que ha permanecido encerrado en el espacio y también en el tiempo, y ahora se encuentra en plena actualidad", argumenta el musicólogo Carles Magraner para explicar el título del nuevo álbum de la Capella de Ministrers, el grupo de música antigua que dirige este concienzudo musicólogo e intérprete de viola de gamba valenciano.

Música encerrada es, precisamente, una ventana abierta a la música sefardí, que se expande a partir de este jueves con el estreno en directo del disco en la Lonja de Mercaderes de Valencia, para seguir el viernes mostrando su atractivo secular en La Quinta de Mahler, en Madrid, y el sábado, en el Museo Sefardí de Toledo. Previamente, lo han presentado en el Joods Muziek Festival, uno de los certámenes de música judía más importantes del mundo. 

En este disco, que se grabó en el Palau de la Música de Valencia y contó con la voz de Mara Aranda como estrella invitada, la Capella rescata "la intimidad de los núcleos familiares un legado musical que ha viajado con los sefardíes durante siglos, y cuya lengua, el ladino o judeoespañol, se encuentra actualmente al borde de la extinción".

Mara Aranda acudirá al acto de presentación en la Lonja de Valencia y el realizador Miguel Ángel Nieto participará en la presentación del disco en la Quinta de Mahler el viernes 17 de octubre. Director del aclamado documental El último sefardí, Nieto escribe las notas del nuevo trabajo, que estará "disponible en digipack y también en edición de lujo limitada, con una joya única de plata de ley con esmalte azul de Manises diseñada para la ocasión por el joyero valenciano Vicente Gracia", explican desde la oficina de una de las principales formaciones de música antigua españolas. Esta edición se presentará "en una caja realizada a mano, junto a una combinación de sedas y terciopelos de tradición valenciana".

La cantante valenciana, que fue cofundadora del muy internacional grupo L'Ham de Foc, ha colaborado en otros trabajos de Capella de Ministrers, como La cité des dames, Els viatges de Tirant lo Blanch y El ciclo de la vida. Aranda es una entusiasta estudiosa e intérprete de la música de las tres culturas: Cristiana, judía y árabe. Al igual que ha hecho Magraner en este disco, esta cantante es una apasionada exploradora del legado sefardí.

Capella de Ministrers, formada en 1987 por Magraner, se creó con el fin de fomentar la música antigua española anterior a 1800 "mediante una interpretación fidedigna a cada época" y el uso de instrumentos históricos. Tiene más de cuarenta discos en su haber, la mayoría con ediciones pulcras, especiales y a veces sorprendentes. Música encerrada llega precedido de una fértil producción reciente, con grabaciones tan singulares como las dedicadas a El Greco.

"Creencias, ceremonias, fiestas y preceptos de la vida judía tienen fiel reflejo en las canciones", subraya en el libreto del disco María Antonia del Bravo, de la Universidad de Jaén. "La música sefardí continúa siendo un ejemplo de ese grado de fusión en los modos de vida y pensamiento que un día fue nuestra tierra, donde cohabitaron las gentes del Libro y donde mutuamente se prestaron avances e ideas".

No hay que olvidar que tras el edicto de la Alhambra, promulgado por los Reyes Católicos en 1492, los judíos españoles fueron obligados a abandonar el paí. Con ellos se fueron los textos litúrgicos de poetas pertenecientes a la Edad de Oro judaica en España, así como un amplio repertorio musical preservado durante generaciones por la tradición oral: coplas, cantigas y poemas propios de la cultura hispánica medieval. La Capella de Ministrers acaba de abrir otra puerta para que esta música sea conocida y no se pierda.

En el repertorio que se podrá escuchar en La Lonja, la Quinta y el Museo Sefardí, se pueden encontrar desde una canción de Tetuán de finales del siglo XVI a una canción de cuna de Sofía, pasando por alguna danza Klezmer o varias kanticas, recogidas en Rodas, Estambul o la misma Sofía.