El frente soberanista exhibe su división en el Parlamento catalán

ERC, ICV y la CUP reprochan a Mas que haya renunciado a la consulta pactada

Foto: atlas | Video: ATLAS

El pleno del Parlamento catalán celebrado este miércoles ha puesto en evidencia el final de la unidad política de los partidos soberanistas en torno a la votación sobre la independencia del 9 de noviembre. Los portavoces de Iniciativa, Esquerra y la CUP han afeado al presidente de la Generalitat que haya sustituido la consulta por un proceso participativo que, entienden, no tiene suficientes garantías. Mas les ha vuelto a pedir confianza para que se pueda votar. “Si sale mal será mi culpa, pero si sale bien será mérito de todos, también de ustedes” ha dicho a los partidos que hasta ahora le habían apoyado.

Más información
Mas llama a una consulta alternativa mientras prepara unas plebiscitarias
Duran intenta un acuerdo con el PSC para agotar la legislatura sin ERC
Rajoy resta importancia el 9-N y pide a Mas “sensatez” para dialogar
ERC pide a Mas elecciones: “El Gobierno catalán ha roto lo pactado”
“Es una chirigota carnavalera como en 2009”
Las entidades independentistas piden “unidad” a los partidos soberanistas

Esquerra Republicana, que en teoría sigue siendo socio de legislatura de CiU en el Parlamento catalán, ha acusado al presidente de haber renunciado “antes de tiempo” a desarrollar el decreto de convocatoria de la consulta del 9 de noviembre y que fue suspendido por el Tribunal Constitucional. El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha vuelto a acusar a Mas de haber “introducido un escenario nuevo y no pactado”. “El Gobierno catalán ha roto el consenso que había hasta ahora”, ha resumido.

Iniciativa per Catalunya ha utilizado un tono aún más duro. Su jefe de filas, Joan Herrera, ha acusado a Mas de querer celebrar “un sucedáneo” de consulta que “deja de tener los requisitos pactados anteriormente”. En opinión del ecosocialista, el proceso participativo que propone el Gobierno y que durará hasta quince días, lo que hace es “quemar la consulta” y “añadir confusión”. Ante esta situación ha pedido a Artur Mas que, si lo que busca es ganar tiempo para ir a una selecciones, que las convoque inmediatamente. “Su estrategia es un error”, ha concluido.

La CUP también se ha distanciado de la consulta alternativa de Artur Mas. El diputado Joaquim Arrufat ha calificado de “engaño” la nueva votación y ha asegurado que el Gobierno catalán ha actuado con “exceso de tacticismo”.

El presidente catalán se ha defendido de todas estas acusaciones y reproches asegurando que la consulta alternativa es “la única forma” de ejercer el derecho a decidir una vez suspendido el decreto de convocatoria de la consulta. Lejos de admitir la falta de garantías legales, Mas ha asegurado que el día 9 de noviembre “es un día muy importante para orientar la etapa definitiva del proceso soberanista”, que en su opinión debe culminar con unas elecciones en clave plebiscitaria.

Durante la sesión de control al Gobierno catalán, Mas también ha tenido que responder a los reproches de las formaciones contrarias al 9-N. PP, PSC y Ciutadans le han pedido una rectificación en toda regla. El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, ha asegurado que Mas está solo y sin socios, y le ha retado a llevar al Parlamento los Presupuestos de 2015 para que ponga a prueba su alianza con ERC. Mas no ha respondido cuándo lo hará, aunque ha dicho que “apuesta” para que las cuentas puedan aprobarse antes de fin de año. Con todo, no ha descartado una prórroga.

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS