Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PERE NAVARRO, exprimer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC)

“No tenía las condiciones para seguir liderando el PSC como yo quería”

El exdirigente de los socialistas catalanes asegura que "las múltiples voces que salían del partido impedían que se transmitiera un mensaje claro"

Pere Navarro, en los pasillos del Parlament, la semana pasada.
Pere Navarro, en los pasillos del Parlament, la semana pasada.

Pere Navarro (Terrassa, 1959) dimitió como primer secretario del PSC el pasado 11 de junio tras el mal resultado en las elecciones europeas. Esta es la primera entrevista que concede desde entonces.

Pregunta. ¿Se siente liberado del cargo?

Respuesta. Me siento satisfecho de la gestión que hice en dos años y medio al frente del PSC.

P. Rubalcaba dimitió a las pocas horas del pésimo resultado en las europeas. ¿Porqué tardó usted tres semanas en hacerlo?

R. Me comprometí a una ronda de contactos para ver qué recorrido podía tener. Al final pensé que lo mejor era dar paso a otras personas.

P. No se sintió respaldado.

R. No tenía las condiciones para poder continuar en la labor como yo la quería hacer.

P. ¿Quizás porque algunas personas le abandonaron?

R. No fueron tanto temas personales como la necesidad de un cambio al frente del partido y hacer determinados gestos con algunos sectores del PSC.

P. El 15 de junio, mientra usted hablaba en el consejo nacional, Núria Parlon explicaba en la puerta del PSC que renunciaba al liderazgo. ¿ Es lógico que no se lo dijera?

R. Ella tiene derecho a gestionar su agenda política como quiera. Ese día estaba concentrado en transmitir los motivos de mi renuncia y mi esperanza en una nueva etapa para el PSC.

P. Algunos de los que tenía a su lado también lo sabían y no se lo dijeron.

R. Alguien lo supo antes de empezar mi intervención y comprendo que se respetara ese momento tan importante para mi.

P. ¿Por quién se ha sentido más incomprendido, por el PSOE o por una parte del PSC?

Me hubiera gustado que el proyecto político que hemos construido se hubiera podido ver con más nitidez en Cataluña y en España"

R. Me hubiera gustado que el proyecto político que hemos construido se hubiera podido ver con más nitidez en Cataluña y en España. Me siento especialmente orgulloso de impulsar un cambio en el PSOE y lograr la declaración de Granada, como punto de encuentro.

P. ¿Era evitable que el proceso soberanista rompiera el PSC?

R. Cuando hay dos grupos radicalmente enfrentados es muy difícil aparecer con un mensaje claro que no sea blanco o negro. Y no voy a negar que las múltiples voces que salían del PSC también impedían que ese mensaje fuera absolutamente claro.

P. Múltiples voces y múltiples actuaciones: ruptura de disciplina de voto, declaraciones críticas ininterrumpidas...

R. Los procesos que obligan a escoger entre el padre y la madre generan tensiones en todos los partidos. Algunas personas del PSC que se radicalizaron, y que no lo hicieron cuando tenían cargos en el Gobierno tripartido, tenían grandes altavoces mediáticos que distorsionaban el mensaje del partido.

P. Usted integró a Joan Ignasi Elena en la ejecutiva, reconoció la corriente Avancem y miré cómo ha acabado. ¿Qué piensa?

Sobre Joan Ignasi Eena. Las personas tienen que ser más respetuosas con la confianza que se les ofrece"

R. Las personas tienen que ser más respetuosas con la confianza que se les ofrece. Elena era también el número cuatro en la lista del Parlament.

P. Usted era un alcalde respetado en Terrassa y se fue para liderar el PSC. ¿Cuántas veces se ha arrepentido del cambio?

R. Ninguna. Hace unos años se eligieron a los mejores del mundo y de España solo había dos: el de Bilbao y otro era yo.Me siento satisfecho de lo que hice para resolver los problemas de los ciudadanos y de lo que estoy haciendo ahora.

P. Durante su liderazgo el PSC rompió la disciplina de voto con el PSOE, pero al final ha acabado alineado con el PP y Ciutadans en algunas votaciones. ¿Porqué esos vaivenes?

R. Yo prometí que el PSC votaría lo mismo aquí que en Madrid. A mí no me gusta votar distinto del PSOE, pero en estos casos estaba por encima la coherencia. Al PSC no le van a encontrar en temas que tienen que ver con llenar de testosterona determinadas propuestas.

P. Otro episodio que se recordará de su mandato fue la agresión en la catedral y que atribuyó a la tensión del proceso soberanista. ¿No fue un error?

R. No fue un tema grave, pero siempre hay personas que ven las cosas de manera distinta y están más radicalizadas. Esa es una página que ya ha pasado hace mucho tiempo.

P. Miquel Iceta se retiró cuando usted se presentó a primer secretario y al final ha acabado él en la misma casilla de salida. ¿Es un tiempo perdido?

Rajoy y Mas son dos presidentes fracasados. La solución pasa por cambiarlos"

R. En estos dos años y medio hemos construido un nuevo proyecto político y hemos planteado las bases de unas reformas que serán muy relevantes en el futuro.

P. ¿Se ve en Cataluña en la próxima legislatura?

R. Uno nunca sabe lo que va a ser de su futuro. Lo que sí sé es que Rajoy es el peor presidente de la democracia. El conflicto que tenemos no se arregla ni en la calle, ni en los tribunales, ni con el BOE. Y esto lo tienen que tener claro Rajoy y Mas. Hay que crear espacios de diálogo.

P. No parece que el PSOE sea una alternativa con su negativa rotunda a la consulta.

R. Mas y Rajoy son dos presidentes fracasados. La solución pasa por cambiarlos. Hay que iniciar un proceso de diálogo, negociación y pacto para acabar votando. En eso estamos de acuerdo con el PSOE y ahora hemos de acordar la propuesta que se somete a votación.

P. ¿Se ve de interlocutor del PSC ante el PSOE?

R. Estoy a disposición del partido y en la ejecutiva federal del PSOE expreso las opiniones que comparto con mis compañeros del PSC, algunas discrepantes. Estoy animado para seguir defendiendo una democracia mejor, una España con más convivencia y unos ciudadanos con mejores oportunidades.

Más información