Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los espacios naturales protegidos deben mejorar su gestión

La UPV señala deficiencias en la administración de visitantes y en la señalización

La Albufera de Valencia Ampliar foto
La Albufera de Valencia

Un estudio elaborado por la Universitat Politécnica de València (UPV) en cuatro espacios naturales protegidos de la Comunidad Valenciana advierte de que es necesario mejorar en ellos la gestión de los visitantes, así como la señalización y los paneles informativos e interpretativos. Los investigadores de la UPV han analizado el confort psicológico en los espacios protegidos de Font Roja (Alicante), Albufera y Turia (Valencia) y en las Islas Columbretes (Castellón).

No solo es importante conservar bien el patrimonio natural, también lo es mejorar la experiencia del visitante

María José Viñals, UPV

María José Viñals, responsable del Grupo de Investigación en Gestión Turística del Patrimonio Natural y Cultural de la UPV, ha asegurado que el confort psicológico es "clave" para la gestión y conservación de los espacios naturales. "Es un componente determinante de la satisfacción de la visita a un espacio natural e influye en cómo el visitante percibe el lugar y la calidad de la experiencia", afirma la investigadora.

En el estudio se han identificado y analizado los factores que influyen en el confort psicológico de los visitantes, entre otros, los físico-fisiológicos (especialmente los bioclimáticos y la seguridad). También se han tenido en cuenta las actividades recreativas ofertadas y las condiciones en que se organiza; factores relacionados con los equipamientos y servicios existentes —especialmente los de información e interpretación—, y otros vinculados al perfil de los visitantes. La UPV hizo 2.749 encuestas, así como entrevistas con directores de parques, guardas y guías-intérpretes de cada espacio.

Aspectos mejorables

El estudio señala que la gestión de los visitantes es mejorable en todos los parques "y se podrían incluso minimizar los impactos sobre los recursos". Para ello, se propone determinar y aplicar medidas de la capacidad de carga recreativa en los parques que eviten situaciones de disconfort y de impacto sobre algunos espacios. Sobre la señalización, el trabajo concluye que en todos los casos, excepto en el caso del Turia, "adolece de una clara intencionalidad. Las señales direccionales son insuficientes y los paneles informativos y de interpretación, cuando existen, están incompletos".

Por lo que respecta a la seguridad, el estudio concluye que en general es buena. No obstante, añade que tanto en la Font Roja y como en el Turia "habría que tomar medidas más estrictas de información y prevención para los días de riesgo meteorológico por nevadas o lluvias de fuerte intensidad horaria".

Según Viñals, no solo es muy importante que los espacios naturales protegidos estén perfectamente conservados y gestionados desde el punto de vista patrimonial, sino que la administración de estos lugares debe ir más allá en la mejora de la experiencia del visitante.