Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UN NUEVO MEDIO PARA LA CONVIVENCIA

Nace elpais.cat, una voz para el diálogo

EL PAÍS presenta su digital en catalán con una vocación “liberal y progresista”

Cebrián reivindica el “espíritu de la Transición” ante la crisis soberanista

Elpais.cat echó a andar ayer por la tarde. Lo hizo justo 32 años después de que arrancara la publicación de la edición catalana de EL PAÍS y con la vocación de “representar una voz liberal y progresista” en el seno de la sociedad catalana, en palabras del presidente de EL PAÍS y del Grupo PRISA, Juan Luis Cebrián. Al acto, celebrado en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), acudieron la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el consejero de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell; el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; el presidente de honor del Grupo PRISA, Ignacio Polanco; su consejero delegado, José Luis Sainz; el director de EL PAÍS, Antonio Caño, y el director adjunto Lluís Bassets.

Cebrián, que pronunció su discurso íntegramente en catalán, hizo énfasis en el “reconocimiento de la bicapitalidad efectiva” de Barcelona y Madrid que supuso la puesta en marcha de la edición catalana de EL PAÍS en 1982. Elpais.cat, que supone que la edición catalana pase a ser “catalanoparlante al ciento por ciento”, obedece a esa misma visión de ambas ciudades dado “el peso específico en economía, cultura y el ejercicio del poder político”. La diferencia con el acto que se celebró hace 32 años, recordó Cebrián, está en que a aquel arranque sí acudió el entonces presidente de la Generalitat, Jordi Pujol. Y a pesar de que este recibiera el proyecto “con alguna reticencia”, añadió, Pujol “acudió al acto inaugural” y “acompañó” a EL PAÍS “en el siempre difícil parto de poner un periódico diario en la calle”.

En un discurso que advirtió de que iba a “adolecer” de “corrección política”, Cebrián apostó por que elpais.cat represente “una voz liberal y progresista” en el seno de la sociedad catalana, cuya opinión pública consideró que está “anegada en gran medida” por “el oficialismo, el clientelismo y el conservadurismo”. El presidente de EL PAÍS apuntó que justamente ayer también se cumplían 80 años desde que el presidente Lluís Companys proclamara “el Estado catalán de la República federal española”. Ello, concluyó, debería servir para asegurar el “cumplimiento de las normas”, entre ellas la Constitución, aunque consideró “básico” que estas sean “un fiel reflejo de los anhelos sociales que trata de representar y organizar”. Cebrián sostuvo que el hecho de que Cataluña “no tenga poder para ser independiente no quiere decir que no tenga ningún poder”, y “ante el inmovilismo” reivindicó “recuperar el espíritu reformista de la transición” desde “el diálogo y el pacto” para reformar la Carta Magna como mejor vía para defenderla.

De izquierda a derecha: Lluís Bassets, Antonio Caño, Ferran Mascarell, Soraya Sáenz de Santamaría y Juan Luis Cebrián en el acto inaugural de la edición en catalán de EL PAÍS digital.
De izquierda a derecha: Lluís Bassets, Antonio Caño, Ferran Mascarell, Soraya Sáenz de Santamaría y Juan Luis Cebrián en el acto inaugural de la edición en catalán de EL PAÍS digital.

El director de EL PAÍS, Antonio Caño, explicó que elpais.cat será “un nuevo periódico, con nuevos contenidos, nuevos y plurales puntos de vista, nuevos enfoques, rigurosos, modernos, digitales, dedicados especialmente a un público joven que busca nuevos productos y nuevas ideas”. “No vamos a traducir EL PAÍS en catalán, vamos a hacer un periódico propio, con sus propias señas de identidad”, detalló Caño, quien destacó que pese a buscar “la proximidad con el lector”, elpais.cat no será “un diario localista, sino global”. Elpais.cat ofrecerá las principales noticias del diario y contenidos creados específicamente para la edición en catalán.

El director adjunto de la edición catalana de EL PAÍS, Lluís Bassets, agradeció el papel que han jugado en los últimos 32 años los anteriores directores adjuntos Antonio Franco y Xavier Vidal-Folch y el trabajo del subdirector Tomàs Delclòs, al que se refirió como “el primer periodista digital” que ha conocido. Bassets recordó la apuesta de la cabecera por Cataluña con la edición impresa en 1982 y la publicación del suplemento cultural Quadern, que entre ese año y 1997 fue la publicación de “más tirada y difusión en lengua catalana”. Bassets también resaltó que un “grupo de periodistas jóvenes y digitales” liderados por Ana Pantaleoni serán los encargados del día a día del nuevo proyecto.

Antonio Caño destaca los "contenidos nuevos y plurales" del elpaís.cat.

Al acto acudieron representantes de los partidos, la sociedad civil, la cultura y el empresariado barcelonés. Entre otros, participaron de la puesta de largo de elpais.cat la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna; el primer teniente de alcalde de Barcelona, Joaquim Forn; el síndic de greuges, Rafael Ribó; el coordinador general de Convergència, Josep Rull; el diputado de ERC Oriol Amorós; el exdiputado republicano Joan Ridao; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; la secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp; los diputados socialistas Pere Navarro y Rocío Martinez-Sampere; la exdiputada Laia Bonet, la presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho; el presidente de ICV-EUiA, Joan Herrera; la líder de Guanyem Barcelona, Ada Colau, el presidente de Ciutadans, Albert Rivera, o el candidato socialista a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni.

También quisieron estar en el estreno de la edición de EL PAÍS en catalán representantes del mundo económico, como el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas; el jefe de la patronal Pimec, Josep González; el delegado del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Jordi Cornet, y la directora de Aguirre Newman en Barcelona, Anna Gener.

Del ámbito cultural acudieron el cantautor Joan Manel Serrat; la decana del Colegio de Periodistas de Cataluña, Neus Bonet; el consejero delegado del grupo Bertelsmann España, Fernando Carro; los historiadores y articulistas Joan B. Culla y Agustí Corominas, el filósofo Josep Ramoneda y el escritor Valentí Puig.

 

Más información