Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin dinero del Estado para inversiones

El 'president' admite que los presupuestos del Estado serán restrictivos

El Gobierno valenciano no espera ninguna alegría en los Presupuestos Generales del Estado del año que viene. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, admitió ayer en los pasillos de las Cortes —en vísperas de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, presente las cuentas de 2015— que los presupuestos del Estado serán restrictivos porque hay que seguir cumpliendo con el objetivo de déficit marcado por la Unión Europea.

Con esta premisa parece complicado que las cuentas del Estado incluyan una inversión territorializada para la Comunidad Valenciana mayor que la de este año. Este año la inversión prevista por el Gobierno era de 605,8 millones de euros, un 8,1% menos que en 2013 y un 57% inferior a la cantidad consignada para la Comunidad Valenciana en el último presupuesto elaborado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La prioridad del Consell es que el Estado mantenga las inversiones necesarias para cumplir con los plazos fijados para el AVE y el tercer hilo del corredor mediterráneo.

En este contexto, el presidente y su consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, reivindicaron la bondad de la bajada de impuestos prometida por Fabra en su discurso del martes y las inversiones anunciadas. Unas actuaciones que, en conjunto, superan los 2.000 millones de euros.

Moragues explicó que las inversiones anunciadas tienen carácter plurianual y que, a medida que se vayan completando algunas de las infraestructuras en marcha, se podrá disponer de fondos para afrontar las nuevas.

Respecto a la rebaja fiscal, el consejero de Hacienda insistió en que “este es el momento de bajar impuestos, porque el ciudadano tendrá más dinero en el bolsillo y consumirá más, lo que permitirá reactivar la actividad económica”.

“Se trata de buscar el equilibrio entre la estabilidad presupuestaria, la creación de empleo, la recuperación económica y el mantenimiento del Estado del bienestar”, explicó el titular de Hacienda. Así, indicó que los fondos para los planes de empleo prometidos por el jefe del Consell se obtendrán de la Unión Europea y que la rebaja de impuestos en el tramo autonómico del IRPF de 2014 repercutirán en los ciudadanos cuando presenten su declaración entre los meses de abril y junio de 2015, aunque el descenso de ingresos no repercutirá para la Generalitat hasta 2016 cuando el Estado haga la liquidación.