Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Derechos sociales

Gorabide pide más facilidades para los discapacitados intelectuales

La asociación organiza una 'paraguada' en Bilbao para hablar de las necesidades

Aburto rodeado por los miembros de la asociación Gorabide.
Aburto rodeado por los miembros de la asociación Gorabide.

Una paraguada para hacer visibles los derechos y necesidades de los discapacitados intelectuales. La asociación Gorabide, nacida un 17 de septiembre de 1962, ha reunido este miércoles a unas 300 personas en Bilbao para explicar los resultados de un trabajo que analiza las "necesidades emergentes" de este colectivo de discapacitados y su familia, centrados en contar con residencias y viviendas en entornos debidamente comunicados, ofrecer mayor autonomía a los jóvenes o dar servicios específicos y adaptados en edades avanzadas.

Este trabajo denominado Plan Emerge Plus ha sido realizado durante los últimos dos años por el equipo de la Unidad de Apoyo e Intervención Familiar de la asociación e indica como necesidades de empoderar a los discapacitados dentro de un marco de "calidad de vida personal y familiar", con su vivienda propia, o afrontar el envejecimiento de este colectivo ofreciendo servicios individualizados "adaptados a sus necesidades y respetando sus decisiones e intereses".

El estudio habla también de la necesidad de apoyar el relevo generacional de los discapacitados por parte de hermanos, así como disponer de apoyos para abordar en el núcleo familiar situaciones de duelo, afectividad y sexualidad, manejo conductual o adicciones, y de atender a personas con diagnóstico de límite.

En la presentación de esta jornada técnica han estado presentes el presidente de Gorabide, Hugo Baroja, el consejero de Políticas Sociales del Gobierno vasco, Juan Mari Aburto, y la diputada vizcaína de Acción Social, Pilar Ardanza. El presidente de la asociación ha comenzado su intervención brindando un "sentido recuerdo" a la trabajadora y compañera Iratxe Larrinaga, fallecida el pasado viernes, al que se ha sumado el propio Aburto.

Aburto ha afirmado, sin embargo, que "no soplan seguramente vientos favorables para la vela de la protección social, se alzan voces en nuestro entorno que pueden calar socialmente, que son peligrosas, derechos sólo para quienes contribuyen al sistema". El consejero ha indicado que la acción institucional debe "ir destinada a promover y garantizar el bienestar, la calidad de vida y la dignidad de todas las personas, sean cuales sean sus circunstancias, haciendo un mayor esfuerzo en aquellas que son más vulnerables" y que se "escuchan con atención las nuevas necesidades" de los discapacitados intelectuales, con "el firme compromiso de ir dando respuesta".