Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EH Bildu fija cinco áreas estratégicas en su acción política

Remarca su vía soberanista pero apela a ensanchar la unidad de fuerzas

El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, interviene en el transcurso de una asamblea abierta celebrada por la coalición EH Bildu para definir la planificación política del curso 201415.
El presidente de Sortu, Hasier Arraiz, interviene en el transcurso de una asamblea abierta celebrada por la coalición EH Bildu para definir la planificación política del curso 2014/15. EL PAÍS

Mientras el PNV basaba otro acto con sus dos principales cabezas de lista en Gipuzkoa —Markel Olano y Eneko Goia— en duras acusaciones de desgaste a la política de Bildu, la coalición abertzale delimitaba también en San Sebastián las líneas estratégicas de su inmediata acción política en una asamblea repleta de sus cargos institucionales.

Gipuzkoa, principalmente, encarna el pulso entre los dos partidos más importantes de Euskadi. Ayer fue otro capítulo más de una dialéctica que fluirá sin descanso en los próximos meses, aunque en este caso solo del lado jeltzale. La marca soberanista eludió entrar en debates con otras formaciones dentro de la sala de reuniones porque centró su encuentro en el Parque de Miramón en el trabajo por grupos que irán marcando las cinco áreas de su estrategia política.

Tras abrirse el plenario, los casi tres centenares de asistentes, donde se encontraban los principales dirigentes de cada uno de los partidos representados en las marcas electorales soberanistas y la práctica totalidad de sus cargos, debatieron sobre el marco soberanista como eje de decisión, las políticas sociales y económicas, la euskal bidea, la acumulación de fuerzas y las próximas elecciones locales y forales.

Una vez esbozadas las líneas maestras de estas cinco áreas, la reunión volvió al formato del plenario donde el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, amalgamó la esencia de la apuesta abertzale a corto y medio plazo. Antes de que tomara la palabra, Arraiz recibió una prolongada ovación de los asistentes como muestra de respaldo al proceso judicial de que es objeto al estar imputado por su intervención en el acto de homenaje a Santi Brouard y Josu Muguruza, celebrado el pasado mes de noviembre en Bilbao.

La acumulación de fuerzas dentro del proyecto “socialista, soberanista y de izquierdas” de EH Bildu fue reiterado en la exposición de Arraiz y caló en el ambiente de la asamblea aunque en ningún momento se hizo mención alguna a otras sensibilidades. Lógicamente, el futuro electoral de Podemos volvió a sobrevolar aunque desde la óptica abertzale se entiende que su irrupción supone un problema directo para formaciones como el PSE-EE, especialmente, y Ezker Anitza.

Esta asamblea de marcado acento programático será el punto de partida para la continuidad de los trabajos que se han abierto en cada una de las cinco áreas para así perfilar la línea de actuación, sin que la proximidad de las elecciones locales vaya a alterar las previsiones. Lógicamente, el acento de Sortu como partido dominante en la coalición es admitido por el resto de las fuerzas presentes en EH Bildu, pero sus representantes evidenciaron una significativa búsqueda de puntos de encuentros.

En uno de los recesos de la reunión, Arraiz declaró ante los periodistas que EH Bildu es el “único actor” capaz de liderar, “junto con el pueblo”, un proceso de autodeterminación en el País Vasco, informa Efe. A su vez mostró el apoyo hacia la reivindicación soberanista del pueblo catalán “frente a la intransigencia del Estado”. Quizá consciente de las descalificaciones del PNV hacia la gestión de Bildu en Gipuzkoa — Olano advirtió de que los abertzales ponen en peligro la estructura económica de este territorio— Arraiz insistió en la necesidad de “detener el despiadado avance del neoliberalismo” y replicó a quienes acusan a EH Bildu de tener “la cabeza en las nubes” que “no renunciamos a ningún sueño”, pero que “tenemos los pies más hundidos en la tierra, en las tierras vascas”.