Gabilondo defiende la búsqueda de consenso ante la LOMCE

"Desconcierta socialmente que haya quienes teóricamente defienden unos valores y luego viven con otros", dice el exministro

Ángel Gabilondo, en primer término, antes de participar en la conferencia de los cursos de verano de la UPV.
Ángel Gabilondo, en primer término, antes de participar en la conferencia de los cursos de verano de la UPV.JAVIER HERNÁNDEZ

El ex ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha lamentado este viernes  que las discrepancias sobre la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa LOMCE "se tengan que resolver por asuntos casi judiciales" y ha abogado por "la vía del consenso y la participación" para solucionar los desencuentros. "Siempre he creído que los asuntos educativos deben hacerse con el máximo consenso posible y buscando la participación, y teniendo en cuenta que también hay competencias que están en las autonomías, lo que es muy importante es encontrar siempre salidas negociadas y acordadas", ha dicho.

Gabilondo ha participado esta mañana en una mesa redonda que forma parte del programa de los cursos de verano de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) organizados en San Sebastián. En la charla Valores y virtudes. Verdades y mentiras Gabilondo ha hablado acerca de la ejemplaridad y la importancia de los valores en la sociedad moderna. "A veces lo que más desconcierta socialmente es que haya quienes teóricamente defienden unos valores y luego viven con otros".

Gabilondo ha incidido en el mundo de la política, donde "los grandes discursos sobre convicciones, principios y valores a veces se encuentran con casos que demuestran que no se vive así". "Para conocer a alguien tienes que fijarte en su forma de vivir".

Gabilondo también ha hecho referencia al caso Pujol, que lo define como "una quiebra" en el discurso ético con comportamientos "no ejemplares". Además, ha dicho que comúnmente la ejemplaridad se pide a los cargos públicos, pero "la regeneración democrática nos tiene que llegar a todos". "Tenemos la tendencia a ver en otros cosas que nos pasan a cada uno de nosotros", ha añadido. "Creo que ha surgido socialmente una sensación de que lo que importa es el éxito, el triunfo, el honor, los poderes y las riquezas". Gabilondo cree que "la pérdida de valores ha llegado a todos los ciudadanos", aunque aquellos que están en espacios públicos deben estar a la "altura de sus palabras" por ocupar una posición "de referencia" para la ciudadanía.

El ex ministro ha apuntado que si la justicia y la libertad "nos siguen pareciendo importantes", hay que "llenarlas de contenido". Para Gabilondo lo que realmente importa es "la escala de valores" y saber cuál es "nuestra prioridad" en los valores. "Hay que considerar que el ser humano nunca es un medio, siempre es un fin. Por eso tenemos que darle una dimensión humana a las cosas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS