Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viera niega haber favorecido al PSOE y que conociera el fraude de los ERE

La juez Alaya le considera responsable de 317 millones de ayudas irregulares

Manuel Chaves y José Antonio Viera, en el Congreso en una image de archivo. Ampliar foto
Manuel Chaves y José Antonio Viera, en el Congreso en una image de archivo.

El que fuera consejero de Empleo de la Junta de Andalucía entre 2000 y 2004, José Antonio Viera, señalado por la juez Mercedes Alaya en la instrucción del fraude de los ERE como “uno de los creadores del sistema”, se ha defendido este martes de las acusaciones de la magistrada en una entrevista en la SER. Ha afirmado que desconocía que una empresa en la que trabajó su hija recibiera ayudas, ha asegurado que “jamás” favoreció a sindicatos, al entorno del PSOE o a algún familiar, ha declarado que estaba más indefenso por ser aforado al no tener más instancia que el Tribunal Supremo y ha concluido diciendo que cuenta con el respaldo del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. La juez detalla en su instrucción todo lo contrario a lo afirmado por Viera y la oposición a pedido explicaciones a Sánchez.

“Jamás he tomado una decisión que favorezca a sindicatos, al entorno del PSOE ni a ningún familiar”, ha afirmado tajante Viera. Alaya sostiene lo opuesto. En su instrucción afirma que el diputado, “inauguró un largo periodo de diez años en la Consejería de Empleo (...) caracterizado por una gran discrecionalidad, disponiendo él y los que le siguieron de los fondos públicos en beneficio de terceros de forma absolutamente libérrima”. “Se utilizaron tales fondos en beneficio de empresas y personas cercanas, bien a los sindicatos UGT y CC OO o bien próximos a la Administración o al PSOE andaluz”.

Sobre la hija de Viera, este ha argumentado que conoció que había trabajado para algunos empresarios imputados cuando ya había abandonado su responsabilidad pública y que jamás se reunió ni tiene amistad ni ha firmado resoluciones para favorecer a estos.

El cuadro de Alaya

Según la instructora del caso de los ERE, Mercedes Alaya, mientras José Antonio Viera fue consejero, se concedieron 317,2 millones “al margen del procedimiento legal”:

255.615.128 euros en 93 ayudas sociolaborales.

53.015.058 euros en 94 ayudas directas a empresas

364.596 euros de dos préstamos.

2.842.015 euros en 17 ayudas a Ayuntamientos, fundaciones y otras entidades.

5.433.801 euros de 40 facturas por asesoramiento a empresas.

Total: 317.270.601 euros

La magistrada detalla en su instrucción que una de las empresas beneficiadas por las ayudas de Empleo, una vez que el consejero dejó el cargo, fue Sael Inversiones, que describe como “otra sociedad instrumental creada en la etapa posterior a Viera, en la que participó junto a los señores [José Enrique] Rosendo y [José María] Sayago, Eduardo Lora Ruiz (exmarido de la compañera del señor Viera) con el 50% de su capital social hasta el 2008". Lora ordenó el 16 de septiembre de 2009 “una transferencia a Marco de Estudios [donde trabajó la hija del exconsejero] de 300.000 euros, justificándola bajo el falso concepto de devolución de préstamo, cuando este nunca existió, como así lo reconoció el señor Lora en su declaración judicial, pues entre otras razones ni Rosendo ni Sayago ni Marco de Estudios, le reclamaron tal devolución”.

Otra de las alegaciones del exconsejero es que nunca tuvo conocimiento del supuesto fraude ni personalmente ni a través de otros. “Entre 2000 y 2004 no recibí ningún informe de actuación ni ningún reparo”, ha afirmado. También ha negado que fuera advertido de irregularidad alguna por los otros responsables de la consejería o la Junta.

Para la juez, la realidad es totalmente diferente. “Que nadie le avisó de que debían actuar de otra forma es incierto pues recibió varios informes de la Intervención General”. “Deliberadamente quisieron omitir todos el procedimiento legalmente aplicable [para la concesión de ayudas] y todos los controles de la Intervención para disponer de fondos públicos a favor de los terceros por ellos determinados o elegidos”, sostiene la magistrada.

El presunto conocimiento del fraude es una de las líneas básicas de las acusaciones de Alaya, quien añade que, además, Viera formó parte de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, que coordinaba y examinaba las directrices presupuestarias. “Es difícil pensar (...) que no se obtuviera por sus integrantes, ya que contaban con toda la información posible, una imagen fiel y exacta del contenido del programa 31L de la Consejería de Empleo: de las subvenciones que se concedían a través de él mediante el uso de las transferencias de financiación y por consiguiente sin fiscalización previa, del alto nivel de compromisos de ayudas, y del déficit presupuestario que se estaba generando con importante menoscabo de fondos públicos, pues se estaban concediendo y pagando tales subvenciones sin cobertura presupuestaria”.

Según la magistrada, “durante el periodo del consejero Viera se concedieron, al margen del procedimiento legal de subvenciones, ayudas sociolaborales, a empresas y para Ayuntamientos y fundaciones que importaron la cantidad de 311.472.202,67 euros. Asimismo, se concederían dos préstamos y serían abonadas hasta 40 facturas a despachos de abogados y mediadoras, que importaron la cantidad total de 5.433.801,76 euros”. “El abono de facturas por asesoramiento a empresas sólo se produjo durante este periodo”, resume. Alaya cifró el desvío global en 855 millones, por lo que, de acuerdo con este cuadro, durante la época de Viera se concedió el 37%.

El diputado dice que le apoya Pedro Sánchez

El exconsejero de Empleo y diputado socialista implicado por la juez Mercedes Alaya en el fraude de los ERE, José Antonio Viera, aseguró ayer en su entrevista en la SER que cuenta con el apoyo del partido y, en concreto, del secretario general, Pedro Sánchez.

Viera afirmó que ser aforado le ha perjudicado al quitarle “incluso instancias para poder recurrir” y porque ha tenido que estar “tres años en indefensión absoluta". Argumentó que no ha renunciado voluntariamente al privilegio de su aforamiento porque “cuando uno está en una estructura como el PSOE, esas situaciones no se resuelven de manera individual”. Se refería así a los otros ocho aforados señalados por Alaya.

Pero hasta el momento de su imputación formal, Viera considera que sigue contando con el apoyo de su partido. En este sentido, dijo que ha hablado con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y que éste le ha trasladado su confianza “totalmente”. “Le he dicho que a lo largo de estos meses se demostrará que siempre actué con honestidad en todos los actos”, aseguró.

Este apoyo del partido del que presumió Viera abrió la puerta a las críticas del presidente del PP, Juan Manuel Moreno, quien instó a Sánchez a que “públicamente diga si realmente apoya de manera nítida” a los expresidentes socialistas de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán y a Viera.

Moreno afirmó que le sorprendieron las declaraciones de Viera después de que Sánchez dijera que “no le iba a temblar el pulso para combatir la corrupción”.

Sobre las quejas de Viera en relación con su aforamiento, Moreno dijo que le “abochornan”. “Al igual que Chaves y Griñán, se ha apoyado en ese privilegio para no tener que ir a declarar ante la juez y ahora, de repente, se mueren por declarar. Es un ejercicio absoluto de cinismo. Lo que tenían que haber hecho antes y ahora es colaborar con la justicia de manera clara, nítida y leal”, afirmó.

A Moreno le replicó el coordinador del Consejo Territorial del PSOE, Juan Pablo Durán, quien le reclamó que “limpie su casa antes de acusar a nadie” y actúe con “la misma contundencia que el PSOE”, que ha suspendido de militancia al exconsejero de Hacienda de la Junta Ángel Ojeda tras ser imputado por supuesto fraude con los cursos de formación.

“A todos nos abochorna cualquier caso de corrupción. No obstante, nos abochornan todos los casos”, añadió el socialista, quien consideró que, “para que la sociedad crea realmente en el apoyo decidido del PP por la regeneración democrática, lo primero que tiene que hacer en su propia casa es lo mismo que exige para los demás y con contundencia”. En este sentido, Durán instó a Moreno a explicar a todos los españoles “cómo es posible que la cúpula del PP, entre la que él también se ha encontrado, haya estado cobrando sobresueldos aprovechándose, según dice la investigación, de una trama en la que se estaba financiando irregularmente al partido”.

Más información