Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elejalde y Bajo Ulloa buscan otro “castañazo” como ‘Ocho apellidos vascos’

El director ya rueda en Vitoria la comedia 'Rey gitano'

Karra Elejalde, este jueves en el rodaje en de 'Rey gitano', a las órdenes de Juanma Bajo Ulloa.
Karra Elejalde, este jueves en el rodaje en de 'Rey gitano', a las órdenes de Juanma Bajo Ulloa. EFE

El actor  Karra Elejalde ha mostrado su deseo de que Rey gitano, la nueva película que rueda a las órdenes del director Juanma Bajo Ulloa, sea el cuarto "castañazo" de su carrera tras los éxitos cosechados con Ocho apellidos vascos, Airbag y Año Mariano. "Creo que Rey gitano es una comedia muy graciosa con la que la gente se va a reír y deseo para ella lo mejor", ha afirmado Elejalde en un receso en el rodaje en Vitoria del nuevo proyecto de Bajo Ulloa.

El actor ha admitido que no esperaba el éxito logrado con Ocho apellidos vascos y tampoco repetir el "castañazo" que supuso en su carrera Airbag, rodada también por Bajo Ulloa, y que sin embargo logró después con Año Mariano. "He tenido la suerte de participar en tres películas que cada una de ellas ha rondado o excedido los 950 millones de pesetas (5,7 millones de euros de recaudación). Ojalá ésta fuera la cuarta", ha resumido Elejalde.

El actor ha dicho también que se siente un "privilegiado" por poder encadenar diferentes trabajos, ya que, según ha reconocido, la "situación de la profesión está como el culo". Ha censurado que no observa "ninguna ansia de apoyo" por parte del Ministerio de Cultura y las instituciones, y siente que para los políticos los actores son "gente molesta". "Ellos no nos consideran cultura o bien no consideran que la cultura sea una cosa imprescindible. Estamos viviendo tiempos muy chungos", ha resumido.

Elejalde ha comentado por otro lado que "siempre" tiene ganas de rodar con Bajo Ulloa porque es un director "atípico", con un "enorme talento", "perfeccionista y muy exigente", al que "no le vale cualquier cosa". Por ello con él se "requiere más atención, más aplicación". El actor vasco también ha definido con unas pinceladas el personaje que interpreta en el filme, una comedia "detectivesca" en la que da vida a Jose Mari, uno de los dos detectives "caspillas" que regentan una "especie de tienda del espía" en la que se venden desde chicles hasta objetos de espionaje.