Enfrentamiento entre A Coruña y Arteixo por el trazado del tren al puerto exterior

El municipio metropolitano rehaza el plan de Fomento que apoya el Ayuntamiento coruñés

El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Enrique Losada, lo reclama cada vez que tiene ocasión: la nueva dársena de Punta Langosteira, la infraestructura pública más costosa de Galicia, que engulló ya 750 millones de euros, no será viable mientras no tenga enlace ferroviario. Es imprescindible para una de las razones de ser del flamante puerto exterior de A Coruña, como es el transporte de las miles de toneladas de carbón, cereales y otras mercancías vólatiles que resultan tan molestas como contaminantes al ser descargadas en los viejos muelles del centro de la ciudad.

 El Ministerio de Fomento, tras años dando largas a la tan reclamada conexión por tren, acaba al fin de publicar el estudio informativo. Pero se decanta por un trazado para esos apenas nueve kilómetros de vía ferroviaria que levanta ampollas en Arteixo, el municipio colindante de A Coruña que acoge el flamante puerto exterior. Y es que el departamento que dirige Ana Pastor se ha decantado por una alternativa, la más barata, que atraviesa nada menos que tres núcleos poblados de Arteixo.

Una alternativa “muy perjudicia”" que esta localidad no está en absoluto dispuesta a aceptar, advierte su alcalde, Carlos Calvelo, del PP, al igual que la ministra. Una afinidad que está dispuesto a hacer valer para que no caigan en saco roto sus alegaciones contra el trazado propuesto por Fomento. El proyecto que conectará el puerto exterior por tren con A Coruña y los muelles del centro está en exposición al público hasta mediados de septiembre.

Calvelo ya está diseñando, junto con la oposición municipal y los vecinos, la defensa de un trazado alternativo que discurre en paralelo con la carretera, en construcción, del nuevo puerto y que tiene mucho menos impacto para la población. “Es la mejor desde todos los puntos de vista, y sobre todo el ambiental”, insiste el regidor. La propuesta de Arteixo, entre las tres redactadas por Fomento, costaría 132 millones de euros, mientras que la elegida por el ministerio, 105,3. Es más cara dado que requiere la construcción de dos largos túneles, uno de 3,7 kilómetros de longitud y otro de casi 900 metros.

El debate está servido. El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, también del PP, defiende que se agilice sin más demoras ni obstáculos una conexión ferroviaria que sabe imprescindible para garantizar la viabilidad de un nuevo puerto exterior que echó a andar hace poco pero pero que aún carece de actividad real. Las tan molestas descargas de carbón y cereales desaparecerán en cuanto Punta Langosteira tenga tren. Pero la conexión aún tardará como mínimo tres o cuatro años.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50