Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La llegada de turistas a Euskadi aumenta un 6,4% durante los primeros seis meses

El Gobierno vasco prepara la nueva ley de Turismo para regular el alquiler por Internet

El turismo sigue siendo uno de los pilares en crecimiento del País Vasco. La llegada de visitantes aumentó durante los primeros seis meses del 2014 un 6,4% respecto al mismo periodo del año pasado. Así lo confirmó ayer la directora de turismo del Gobierno vasco, Mertxe Garmendia, en una entrevista a Radio Euskadi donde auguró que los datos del verano serán “muy buenos, siempre que el tiempo lo permita”.

Sólo en el sexto mes del año, Euskadi recibió 226.899 turistas, lo que supuso el tercer mes consecutivo de crecimiento, después de empezar 2014 en negativo pero disfrutar de una buena Semana Santa. El turismo, que lleva creciendo continuamente desde 2000 y que recibió un impulso con el anuncio de cese armado de ETA, supone ya un 5,6% del PIB de Euskadi y genera alrededor de 100.000 empleos.

El crecimiento de las pernoctaciones ha sido, además, del 8,5%, y se incrementaron tanto el número de visitantes extranjeros como el de turismo interior, más resentido en los últimos años por culpa de la crisis económica.

Buena ocupación

En cuanto a la ocupación, San Sebastián tuvo el 70,5% de sus hoteles llenos en junio, mientras que Bilbao se tuvo que conformar con el 54%. Garmendia destacó, precisamente, el buen comportamiento del turismo en la costa guipuzcoana.

Cara al nuevo curso, el Gobierno va a afrontar la regulación de viviendas de alquiler compartido tramitadas por Internet. Garmendia reiteró que el Gobierno está elaborando un borrador para que la nueva ley de Turismo incluya este nuevo comercio. El objetivo es aprobarla “cuanto antes”. Según la nueva norma, todo el que se dedique a actividades turísticas tendrá que regularse como lo hacen hoteles y apartamentos, “pagando sus impuestos”. Madrid o Cataluña trabajan también para dar una respuesta.

Garmendia volvió a defender la posición del Gobierno vasco contra la liberalización completa de horarios, aunque expresó la necesidad de contentar al turista “interesado en las compras”. Subrayó que analizarán “todas las posibilidades”, pero sin mostrar una posición clara respecto a la liberalización laboral que el Gobierno central impone en zonas concretas de Bilbao y San Sebastián “para aprovechar el turismo”.