Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Per Russafa quiere un uso cultural y deportivo para las naves Ribes

Son más de 7.000 metros cuadrados de edificaciones que se rehabilitarán por unos 10 millones

Primera de la seis naves de Demetrio Ribes que se recuperó para su integración en el proyecto del Parque Central de Valencia.
Primera de la seis naves de Demetrio Ribes que se recuperó para su integración en el proyecto del Parque Central de Valencia.

La Sociedad Parque Central licitará en poco tiempo las obras para la rehabilitación de las naves de Demetrio Ribes dentro de la primera fase del proyecto, que recaerá a los barrios de Russafa y Malilla dentro de la actuación de la zona Ruzafa-Malilla. Son más de 7.000 metros cuadrados de edificaciones que serán rehabilitadas con un coste cercano a los 10 millones de euros. La Plataforma vecinal per Russafa quiere que el Ayuntamiento de Valencia dé a estas naves un uso deportivo y cultural ante las carencias del barrio.

Según la plataforma, este mismo verano serán licitadas las obras de urbanización de la zona del Parque Central Russafa-Malilla, pero el Ayuntamiento de Valencia no ha definido los usos para los 7.772 m2 de naves y edificaciones protegidas que integran esta actuación.

"Así nos informó el director general de la Sociedad Parque Central, José Salvador Martínez Ciscar, en una reunión mantenida recientemente con una delegación de vecinos de Ruzafa", declara un portavoz de la plataforma.

La licitación para la rehabilitación de las naves puede requerir una inversión de entre 5 y 10 millones de euros, según las mismas fuentes de Sociedad Parque Central, que afectan a la nave del antiguo taller de rodaje, almacenes, taller de recorridos, muelles centrales de mercancías, una alquería y otros edificios de servicios.

Entre todo este conjunto de edificaciones, la Nave 2 ya fue rehabilitada el año 2010 y desde entonces permanece cerrada y sin uso. La Plataforma per Russafa ha reclamado en varias ocasiones la apertura de este inmueble, sin obtener respuesta.

El vicealcalde de Valencia Alfonso Grau, que no ha recibido a la organización vecinal a pesar de haberlo solicitado, sólo ha declarado el compromiso de reservar la Nave 4 (980 metros cuadrados) para resolver las carencias en dotaciones públicas de Russafa. Y desde el Ayuntamiento de Valencia se manifestado públicamente en diversas ocasiones su intención de crear un contenedor cultural "de referencia" en las naves pero para toda la ciudad.

No obstante, el barrio reclama "la concreción de ese uso, y la oportunidad de que se dedique el conjunto de todas las naves (unos 4.500 metros cuadrados), a diversas instalaciones sociales, deportivas y culturales semejantes a otros proyectos singulares como Petxina o Abastos, e incluso contemplando modelos de gestión participados por los vecinos", señala la Plataforma per Russafa.

Este colectivo ha puesto en marcha una campaña de información vecinal, recogida de firmas, distribución de pancartas y, sobre todo, una encuesta pública para conocer las necesidades específicas en materia de cultura y deportes de las personas que habitan el barrio de Russafa.