Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moragues, al Gobierno español: “Seguiremos siendo beligerantes”

El consejero de Hacienda afirma que el Consell seguirá luchando por cambiar la financiación

La Comunidad Valenciana tendrá una postura contraria a los recortes propuestos por el Estado

El consejero valenciano de Hacienda y Administraciones Públicas, el popular Juan Carlos Moragues, contestó este martes a la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás. Esta había afirmado el día anterior en unos cursos de verano en San Lorenzo de El Escorial que no hay dinero suficiente para el modelo de financiación que reclaman las regiones "más beligerantes", en clara alusión a la Comunidad Valenciana, para luego calificar a su presidente, Alberto Fabra, que la había precedido minutos antes en el estrado, de "muy reivindicativo".

"Si reclamar y reivindicar es ser beligerante, nosotros vamos a serlo", dijo al ser inquirido sobre las palabras de su compañera de partido y en alusión a las exigencias del Consell valenciano al Estado español en materia económica.

Una cosa es eficiencia en el gasto público y otra cosa son recortes

El político gandiense dijo que desde Valencia piensan seguir luchando por introducir mecanismos de correción en el sistema de financiación autonómica, caso de no ser posible una revisión o reforma integral del mismo.

Moragues, que acompañaba al presidente Alberto Fabra en la recepción de la memoria de 2013 del Consejo Económico y Social, se refirió también a los recortes que el Gobierno central ha propuesto recientemente a las comunidades autónomas, y que serán abordados en la siguiente reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, el próximo 31 de julio. Matizó que "una cosa es eficiencia en el gasto público y otra cosa son recortes", para concluir que desde Valencia van a decir "no a los recortes".

Aprovechó la ocasión para mencionar ante los medios alguna medidas de la Generalitat para mejorar la eficiencia, como la Central de Compras —que, según dijo, ha hecho ahorrar 28 millones de euros a la Administración—, el plan de redistribución de cargas de trabajo, o la centralización de la informatización.

Más información